El minimalismo es la corriente estética y filosófica que surgió en la década del 90 como respuesta al exceso de los 80. Como todo ciclo, lo vimos volver hace unos años, pero en un carácter más cálido, con algunas marcas abanderadas como Céline o COS.

Sin embargo, a algunos amantes de la moda -sobre todo quienes favorecen los gustos de Gucci– el minimalismo puede llegar a resultarles aburrido o un sinónimo de vestir de gris. Nada más lejos de eso: se trata de comprar poco pero bueno para que dure bastante y para eso son vitales las siluetas clásicas, los colores plenos -y combinables- y mucha creatividad a la hora de combinar lo que tenemos.

La edición otoño-invierno 2018 de New York Fashion Week (8 al 16 de febrero de 2018), en ese sentido, fue una gran fuente de inspiración a nivel de tendencias, estilismos y combinaciones. Estos fueron nuestros looks favoritos:

Buzo de lana + falda

Este combo fue el gran ganador de NYFW y lo mejor de todo es que es muy fácil de replicar. El buzo idealmente tiene que ser oversized -si es polera mejor- y la falda unos centímetros por debajo de la rodilla. No hay que olvidarse de los zapatos, que por la distribución de las prendas termina siendo el centro de atención. Queda genial con botas altas, loafers y botas cortas por los tobillos.

Tibi Fall 2018. Foto: Vogue.
Sies Marjan Fall 2018. Foto: Vogue.
Victoria Beckham Fall 2018. Foto: Vogue.
The Row Fall 2018. Foto: Vogue.

Cómo usar un traje

En las últimas temporadas el traje se ha consolidado como una pieza -dos, en realidad- esencial en guardarropas de cualquier mujer moderna. Los de inspiración masculina à la Diane Keaton en Annie Hall y los de tela Príncipe de Gales son los más cancheros de todos, así que en esta NYFW no podían faltar. Tibi nos da la idea de combinar un traje color visón de los más clásicos, con un toque de neón y botas blancas por fuera del pantalón para darle aires más modernos. Gabriela Hearst, por otro lado, aporta la genialidad de la polera con cierre; The Row va por el total black, que nunca deja de ser extremadamente elegante, y Phillip Lim confirma que los pasteles son un hit de la temporada.

Tibi Fall 2018. Foto: Vogue.
3.1 Phillip Lim. Foto: Vogue.
The Row Fall 2018. Foto: Vogue.
Gabriela Hearst Fall 2018. Foto: Vogue.

El blazer como vestido + botas altas

Ya que compramos el traje, vamos a explotarlo al máximo. Si el blazer es lo suficientemente largo lo combinamos con unas botas altas -que parecen ser ineludibles este invierno 2018- para un look más arriesgado como el de Eckhaus Latta. Otra buena idea es usar medias de colores para darle un toque más divertido (y no morirse de frío).

Eckhaus Latta Fall 2018. Foto: Vogue.

Abrigos superpuestos

¿Qué más lindo que una idea para estar bien abrigada, pero a la vez canchera? No hay que tenerle miedo a superponer gabardinas y abrigos para elevar el look, jugando con los estampados superpuestos.

Monse Fall 2018. Foto: Vogue.
Gabriela Hearst Fall 2018. Foto: Vogue.
Foto: Tibi.

El casi monocromo

El monocromo (vestir solo de un color) dejó de ser novedad, pero no deja de ser genial. La versión 2018 es combinar distintas tonalidades de un mismo color para refrescar el concepto. Si les gusta el riesgo, el look de los dos tonos de rosa con fucsia de Tibi es para ustedes. Para las conservadoras, los de The Row y Sally LaPointe.

Tibi Fall 2018. Foto: Vogue.
Sally LaPointe. Fall 2018. Foto: Vogue.
The Row Fall 2016. Foto: Vogue.

La reina de las superposiciones

El viejo y querido layering, esa destreza que parece obligatoria hoy en día pero que tan pocas sabemos dominar. Cuando se tiene un guardarropas curado, con pocas prendas, es vital jugar con la imaginación y pensar formas inusuales de combinarlas para no aburrirnos. En invierno, además, tiene la doble función de ser una capa extra de abrigo.

Creatures of comfort Fall 2018. Foto: Vogue.
Mansur Gavriel Fall 2018. Foto: Vogue.
Gabriela Hearst Fall 2018. Foto: Vogue.

El buzo como bufanda

Les voy a ser sincera, no creo que muchas personas puedan lucir esto sin parecer que las agarró un tornado, pero la moda es así, un eterno desafío y un espacio para jugar.

Tibi Fall 2018. Foto: WWD
Creatures of Comfort RTW Fall 2018. Foto: WWD

Pantalón alto + polera traslúcida

Otra combinación ganadora. Con el aumento en la popularidad de los trajes, el pantalón sastrero y el paper bag -tiro extra alto, suelto y con un lazo- se convirtieron en los favoritos de diseñadores, bloggers y marcas de fast fashion. Por suerte hay miles de maneras de usarlos y la polera traslúcida es una de ellas. Es interesante porque equilibra lo suelto de la parte de abajo, con una silueta más al cuerpo arriba.

Sally LaPointe Fall 2018. Foto: Vogue.
Eckhaus Latta Fall 2018. Foto: Vogue.

El canguro chic

De inspiración callejera, casi todas las marcas de streetwear tienen su versión de los buzos con capucha, hoodies o canguros de algodón, pero ahora parece que la cuestión llegó hasta los más acérrimos defensores del minimalismo y el lujo. Victoria Beckham, que celebró sus 10 años como diseñadora, presentó esta versión que nos queda la duda si es de lana, pero lo que es seguro es que es très chic.

Victoria Beckham Fall 2018. Foto: Vogue,