Antes de empezar a hablar de los looks de los Oscars 2017 -que siempre es la parte más divertida- no podemos obviar el tema del final. Faye Dunaway y Warren Beatty cometieron un increíble error a la hora de presentar el premio a Mejor Película y nombraron a La La Land en lugar de Moonlight, la ganadora -que además era nuestra predicción para la noche-. Según declara la Academia, les dieron el sobre de Mejor Actriz en lugar del que correspondía. No sabemos si fue eso o una mega conspiración, pero sin duda fue de lo más fascinante de la noche. Un giro en la trama digno de las mejores series à la Designated Survivior.

Y fue aún más emocionante porque, en cuanto a moda, fue una noche bastante aburrida. No hubo una Cher semi desnuda con un tocado extravagante o una Bjork con el cisne alrededor del cuello. Todas estaban lindas. No impactantes, no emocionantes, no desafiantes… lindas. Y eso, con un equipo de estilistas, peluqueros y maquilladores, es algo bastante poco meritorio. Tal vez sea la  corrección política que actualmente nos está paralizando y por eso nadie quiere jugársela.

Hay que hacer una excepción: Janelle Monaé. Nos guste o no, ese vestido de Elie Saab Couture representaba a la perfección lo que tendría -en mi opinión- que transmitir un vestido para los Oscars; fantasía, belleza y singularidad. Además, era EL momento de la cantante y ahora actriz para brillar, ya que su debut actoral fue nada más y nada menos que en dos de los filmes nominados a Mejor Película, Moonlight y Hidden Figures.

Janelle Monaé en Elie Saab Couture. Foto: Popsugar.
Janelle Monaé en Elie Saab Couture. Foto: Popsugar.
Esa noche es una excusa para soñar a través de vestidos increíbles y en la última edición parece que la turbulenta realidad estadounidense se robó esa magia. Incluso, las estrellas lucieron lazos y pines apoyando a organizaciones como ACLU y Planned Parenthood, confirmando que la política está dominando la conversación en el mundo del espectáculo. Y ni hablemos de la conducción de Jimmy Kimmel, que le dedicó varios chistes a Donald Trump.

Pero más allá de lo decepcionante de la ceremonia fashion-wise, hubo algunos lindos vestidos y pudimos detectar varias tendencias en la alfombra roja. Aquí algunas de ellas.

Estatuilla dorada

¿Será una cuestión aspiracional? No lo sabemos, pero lo que está claro es que vestirse como un Oscar es una tendencia en la alfombra roja.

Emma Stone en Givenchy Haute Couture. Foto: Harper's Bazaar.
Emma Stone en Givenchy Haute Couture. Foto: Harper’s Bazaar.

Dakota Johnson en Gucci. Foto: Harper's Bazaar.
Dakota Johnson en Gucci. Foto: Harper’s Bazaar.

Jessica Biel en un diseño de Kaufman Franco. Foto: Popsugar.
Jessica Biel en un diseño de Kaufman Franco. Foto: Popsugar.

El anti escote

Si bien las estrellas son muy fanáticas del escote profundo, cada vez es más popular el vestido de cuello alto y mangas largas. Si es blanco o rojo, dos colores que dominaron la red carpet anoche, puntos dobles.

Ruth Negga en Valentino. Foto: Harper's Bazaar.
Ruth Negga en Valentino. Foto: Harper’s Bazaar.

Isabelle Huppert en Armani Privé. Foto: Vogue
Isabelle Huppert en Armani Privé. Foto: Vogue

Chrissy Teigen en Zuhair Murad. Foto: Vogue.
Chrissy Teigen en Zuhair Murad. Foto: Vogue.
 

(Big) Black Dress

Una apuesta segura y que -casi- nunca falla. De las que optaron por el negro, Taraji P. Henson fue la que más se lució con un diseño de Alberta Ferretti en terciopelo negro. Alicia Vikander, por otro lado, no nos convenció por su aire a casting de El Zorro.

Taraji P. Henson en Alberta Ferretti. Foto: Harper's Bazaar.
Taraji P. Henson en Alberta Ferretti. Foto: Harper’s Bazaar.

Alicia Vikander en Louis Vouitton. Foto: Harper's Bazaar.
Alicia Vikander en Louis Vouitton. Foto: Harper’s Bazaar.

Brie Larson en Oscar de la Renta. Foto: Harper's Bazaar.
Brie Larson en Oscar de la Renta. Foto: Harper’s Bazaar.

Kristen Dunst en Dior Haute Couture . Foto: Harper's Bazaar.
Kristen Dunst en Dior Haute Couture . Foto: Harper’s Bazaar.

Blanca perfección

No tenemos muy claro qué hacía ahí Karlie Kloss, pero sin duda el vestido blanco de Stella McCartney le quedaba espectacular: lo suficientemente bello para la ocasión, pero sin llegar a robarse el protagonismo de las que sí estaban nominadas a algo. Naomie Harris estaba preciosa pero un poco informal para la ocasión, igual adoramos el detalle de las sandalias amarillas.

Naomie Harris en Calvin Klein. Foto: Harper's Bazaar.
Naomie Harris en Calvin Klein. Foto: Harper’s Bazaar.

Karlie Kloss en Stella McCartney. Foto: Vogue.
Karlie Kloss en Stella McCartney. Foto: Vogue.

Priyanka Chopra en Ralph and Russo. Foto: Vogue.
Priyanka Chopra en Ralph and Russo. Foto: Vogue.

Ellos también prefieren blanco

Jamie Dornan podrá ser el galán más cotizado de esta tríada, pero sin duda Dev Patel también despertó suspiros en la alfombra roja con este espectacular traje de Burberry. Además, el que haya ido con su madre, Anita, terminó por matarnos de ternura.

Dev Patel en Burberry. Foto: Harper's Bazaar.
Dev Patel en Burberry. Foto: Harper’s Bazaar.

Jamie Dornan. Foto: Vogue.
Jamie Dornan. Foto: Vogue.

David Oyelowo en Dolce & Gabbana. Foto: Getty.
David Oyelowo en Dolce & Gabbana. Foto: Getty.