Foto de tapa: Producción Gabriel Chouy. Gentileza FCB Montevideo.

Con sus historias de vida, personas como Steve Jobs, Patti Smith y hasta Luka Modrić -que estuvo en boca de todos en las pasadas semanas- nos inspiran día a día. ¿Qué tienen en común? Una pasión y determinación para lograr ir cada día más lejos. Sin embargo, no es necesario irse a ejemplos tan extraordinarios para encontrar inspiración. Y de eso se trata la campaña de Earthmovers de CAT, que cada año elige 4 embajadores para mostrar jóvenes que hacen cosas increíbles a nivel local.

Entrevistamos a los cuatro Earthmovers de este año, que además fueron retratados por la talentosa ilustradora Maite García Argul (aka maitaimai ). Conózcanlos.

Gonzalo Tagliaferro/@gonzalotagliaferro

Tatuador

Gonzalo Tagliaferro ilustrado por Maite García Argul (@maitaimai).

¿Cómo empezaste a tatuar? ¿Te acordás cuál fue tu primer tatuaje? ¿Cómo fue la experiencia?

El primer tatuaje que hice fue a un amigo cuando éramos adolescentes, habíamos conocido a un vecino nuevo en nuestro barrio que hacía tatuajes a sus amigos. Logramos que nos prestara sus insumos y algo de su conocimiento para tatuarnos nosotros mismos. Fue una experiencia muy loca… básicamente no tenía idea de lo que estaba haciendo y mucho menos de que iba a terminar dedicando mi vida a eso. ¡Cabe señalar que mi amigo de aquel entonces sigue siendo mi amigo actualmente a pesar de todo! Luego de eso pasaron algunos años más hasta que volví a cruzarme con un máquina de tatuar. Todo se dio de forma muy natural, siempre fui de dibujar mucho desde niño y estar inventando cosas todo el tiempo, después vino la adolescencia, el skate, las bandas de punk con amigos… ahí aparecieron otra vez los tatuajes y creo que ese fue el camino donde pude enfocar mi energía creativa y encontrar lo que realmente me apasionaba.

¿Cómo fue el proceso de encontrar tu estilo personal y llegar al tipo de trabajos que hacés ahora?

Desde que empecé a interesarme en el mundo del tatuaje siempre me llamaron la atención los estilos más vieja escuela, el tradicional americano, el japonés o los diferentes estilos tribales, que con imágenes muy simples pero muy poderosas pueden transmitir sentimientos o ideas que van a perdurar en la piel sin perder la belleza a pesar del paso del tiempo. Creo que desde el principio tuve claro que quería tatuar de esa forma, captar lo esencial del tatuaje, mantener algo de esas tradiciones… Todavía no sé si lo logro, pero en ese sentido es que todos los días pongo mis esfuerzos para seguir aprendiendo y desarrollando mi trabajo.

Si me tuvieras que recomendar el trabajo de un tatuador que te voló -o vuela- la cabeza, ¿a quién sería?

La verdad es que no podría nombrar sólo a uno… son muchos los que admiro y tengo como referentes y algunos con los que tengo la suerte de compartir amistad. A la hora de tatuar e inspirarme siempre miro con mucho respeto a los clásicos: Sailor Jerry, Bert Grimm, Bob Shaw, Ed Hardy… los maestros japoneses: Horiyoshi III, Horikyo, Gifu Horihide. Siempre es recomendable y muy disfrutable ver el trabajo de estas bestias.

¿Cuál es la frase que nunca hay que decirle a un tatuador?

“¿Ahí duele?”.

https://www.instagram.com/p/BVCxGEKD-Gz/?taken-by=gonzalotagliaferro

¿De los tatuajes que hiciste, ¿cuál fue el más memorable o el que te genera más orgullo?

Desde hace unos años me estoy enfocando en particular en el tatuaje tradicional japonés, piezas grandes como brazos, piernas o espaldas enteras. Eso lleva muchas horas de trabajo y paciencia en las que se genera un vínculo con el cliente. Los últimos que he estado haciendo de este estilo me gustan mucho y son memorables por todo el esfuerzo que implican tanto para mí como tatuador como para quien se tatúa. Espero poder seguir haciendo más.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me gusta mi trabajo porque me permite dar lo mejor de mí, disfrutar del proceso y del aprendizaje que se presenta con cada pieza, conocer y compartir con personas y realidades diferentes todo el tiempo, la posibilidad de viajar y poder trabajar rodeado de experiencias nuevas cada vez que voy a una convención o visito estudios en otros países. Es muy apasionante.

¿Qué significa para vos ser un Earthmover?

Está muy conectado con eso de hacer lo que uno ama y con pasión, de compartir eso con los demás y hacer que esa sinergia mueva al mundo contigo, creo que va por ahí. Viene siendo una gran experiencia… conocer a los otros chicos, que son genios en lo que hacen, las producciones han sido muy divertidas también. Muy agradecido con la oportunidad de poder participar.

José Gallino/@gallinoart

José Gallino ilustrado por Maite García Argul (@maitaimai).

¿Cómo empezaste a hacer arte callejero?

Comencé en 2013 saliendo a la calle a pintar mis primeros graffitis ilegales (en muros en los que no tenía permiso) impulsado por amigos graffiteros. Fui conociendo los aerosoles, su manejo y la calidad de ellos. El personaje que me caracterizaba en ese momento era un bicho raro con ojos de reptil y dientes de tiburón, luego de mis primeras pintadas no pare más.

Si me tuvieras que recomendar un artista callejero que te voló -o vuela- la cabeza, ¿a quién sería?

Hay muchos graffiteros que me vuelan la cabeza como Belin, Dulk, Smug, Saturno y más.

¿Qué creés que te permite el graffiti como medio de expresión que no lo hace ningún otro medio?

Hay una frase de Bansky -el grafittero más importante de la historia y que ha permanecido en el anonimato hasta la actualidad- que dice: “Una pared es un arma muy grande. Es una de las cosas más desagradables con las que puedes golpear a alguien”. Me parece que va por ese lado, el graffiti deja mensajes reales sobre lo que el pueblo quiere decir y expresar.

Hiciste trabajos de varios uruguayos ilustres como Benedetti y Cavani, ¿cómo surgió el empezar a hacer estos homenajes? ¿Qué otro te gustaría pintar?

Sí, estoy enfocado en el realismo, mejorando esa técnica y me estoy dedicando hacer homenajes del pueblo donde nací. Mientras esté en el país que esté voy a dejar mensajes de mis raíces. Estoy empezando a pintar artistas de hip hop uruguayo, quiero que se reconozca que en Uruguay existe este movimiento y que viene avanzando a pasos agigantados en todas las escenas.

Realizar  homenajes surgió en un viaje a la ciudad de Salto, mi pueblo natal. Me llenó de orgullo que Cavani sea de Salto y al darnos tantas alegrías me pareció que faltaba rendirle homenaje, así también con otras figuras del departamento como Sergio López Suárez, un gran escritor o el tan conocido por los salteños “Cero Pelo”, manicero que deambulaba por las calles del pueblo tan alegremente.

https://www.instagram.com/p/BlLRrlFBTFW/?taken-by=gallinoart

¿Qué significa para vos ser un Earthmover?

Ser un Earthmover es una gran satisfacción y alegría; saber que mi arte está llegando a muchas personas y que se esté dando a conocer lo que es la cultura del graffiti que para mí significa mucho. Estoy agradecido con la marca por darme este lugar y compartir con mis compañeros de campaña que se desempeñan en otras áreas artísticas, conocer un poco más sobre lo que hacen y en el proceso poder coincidir con más personas.

Vale Volpe / @valevolpe_freq

Dj/Selectora musical

Vale Volpe ilustrada por Maite García Argul (@maitaimai).

¿Recordás cuándo empezó tu pasión por la música? ¿Hubo algún disco que te marcó?

En realidad no sé si se podría decir empezar, sino yo creo que es algo que siempre estuvo en mí. Lo que hice fue buscar la forma para poder expresarlo. Fueron bastantes los discos con los que me identifiqué y que tomé como referencia, pero si tuviese que elegir diría Hans de Sonja Moonear, que siempre está presente en mis sets, incluso desde mis comienzos.

¿Cómo fue el proceso transición de la música como pasión/hobby a estilo de vida? ¿Cuándo empezaste a pasar música?

Fue muy natural, creo que siempre fue mi estilo de vida, entonces no sentí un cambio de una cosa a la otra. Luego se dio que comencé a profesionalizarme y hoy en día además de ser mi pasión es mi trabajo. A los 19 años ya había comenzado interesarme y aprender acerca del djing, a los 20 fue mi primer toque y se podría decir que a partir de los 22 años aproximadamente lo hago profesionalmente.

Si me tuvieras que recomendar el trabajo de una DJ que te voló -o vuela- la cabeza, ¿a quién sería?

Recomendaría a Margaret Dygas, para mí es una referencia en lo musical. Ya sea en sus sets o en sus producciones, lo que hace siempre me llega y siento que deja un buen mensaje. Además pertenece al sello Perlon, que es de mis favoritos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Mi satisfacción máxima a la hora de tocar es conectar con el público y que se genere ese ida y vuelta mutuo. A la vez tener como desafío constante lograr esa atmósfera ideal para cada momento, a través de frecuencias, generando espacios divertidos y placenteros. Lo que más me gusta de mi trabajo es tener la suerte de hacer lo que amo, me gusta poder transmitir lo que siento, y disfruto mucho de ver bailar a las personas.

¿Qué significa para vos ser un Earthmover?

Para mí ser un Earthmover es estar en movimiento constante, significa ir en la búsqueda de uno mismo, aprendiendo y generando desafíos en ese proceso. Pero lo más importante es ser siempre fiel a una misma y a lo que te hace feliz y te llena el alma.

Gabriela González / @gabygonzalez.__

Bailarina

Gaby González ilustrada por Maite García Argul (@maitaimai).

¿Siempre te gustó bailar?

¡Siempre! Desde mis primeros recuerdos el baile forma parte de mí y de lo que soy. De chica cuando iba al tablado con mis padres terminaba bailando en el escenario haciendo alguna de mis demostraciones. Lo mismo me sucedía con las reuniones familiares, era algo que fomentaba muy a menudo con mucha confianza y alegría.

¿Cómo fue el proceso de encontrar tu propio estilo a la hora de bailar?

Es un proceso que lleva tiempo: de aceptación, con uno mismo, de aprendizaje y de experiencias. Es una búsqueda constante a mejorar y encontrar lo que a uno le sienta bien. Hay que tocar por varios lados, ser buen observador y llevarse lo mejor de eso. Es muy difícil ser aceptado cuando hay tantas técnicas y formas, pero hay que confiar en uno mismo. La danza me gusta sentirla, exteriorizarla dentro de lo que salga de mí y mis conocimientos, me dejo llevar y me gusta permitirme ser dentro de ella.

¿Qué creés que te permite la danza como medio de expresión que no lo hace ningún otro medio?

¡Libertad! Uno está expuesto a la hora de bailar, libera mucha energía, se sienten muchas cosas y también juegan las emociones. Es una liberación en todos los aspectos, tanto física como psíquica. En lo personal lo siento una gran descarga que ningún otro medio lo suplantaría, se liberan montón de toxinas, te sube la adrenalina, te provoca alegría. La danza da plasticidad y emoción que te brinda salud, bienestar y movimiento. Por eso cuando bailo soy feliz, siento plenitud.

¿Qué es lo que más te apasiona de tu trabajo?

Bailar bailar y bailar. Me apasiona la parte creativa. El pensar una idea, investigar, conectar. Me gusta mucho crear y jugar con la imaginación, fusionar elementos para crear algo nuevo. Me divierte un montón, la cabeza me lleva, viaja y es lo que más me gusta de mi trabajo, que implica coreografía, puesta en escena y parte de producción.

¿Qué significa para vos ser un Earthmover?

Ser un Earthmover significa fuerza, ser auténtico con actitud y personalidad. Literalmente son “los que mueven la tierra”. Un Earthmover pisa fuerte, comparte, fusiona, es arte.