Nos encanta ver en nuestro feed los desfiles de Gucci y Valentino, los vestidos de ensueño que crean las maisons de alta costura y los estilismos de los profesionales del mundo, pero también necesitamos ideas para vestirnos a diario y esa no es una fuente real de inspiración, solo es un canal de apreciación de la belleza que necesitamos tanto como la bajada al planeta Tierra.

Sin bien la red social de inspiración estilosa más conocida y utilizada es Pinterest, hay muchas cuentas de Instagram de marcas de bajo perfil o de mujeres que hacen de sus redes un manual de estilo para que nos inspiremos. La mayoría están relacionadas a una forma de abordar la moda que se caracteriza por una sensibilidad involucrada con la sustentabilidad, los ritmos de producción humanos y una compra a largo plazo que pueda ser amortizada. Se trata de una nueva forma de lujo a medio camino entre las marcas de alta costura y el consumo low cost que representa a un nuevo tipo de mujer.  

¿Nuestras preferidas? A continuación compartimos nuestro listado para que corran a chusmear:

Lisa Says Gah

Se trata de un e-commerce que tiene una curaduría exquisita de productos a la venta que combinan lo vintage, lo ecológico y lo femenino. La impulsora de este proyecto es Lisa Williams, quien tiene la firme convicción de que “menos es más”: “Después de conocer a la industria de fast fashion, donde entran 100 nuevos productos por semana y se venden sweaters a 18 dólares, siento que no quiero estar del lado desechable de la moda”, dijo a Vogue en una entrevista. ¿Porqué nos encanta? Lisa Says Gah comparte escenas de sus películas favoritas y te propone cómo recrearla con sus propios productos; también muestra el detrás de escena de las producciones y todos los lunes recomienda cuentas de mujeres representativas de su visión de la moda bajo el hashtag #MondayMuse

Fuente: Lisa Says Gah
Fuente: Lisa Says Gah

Rejina Pyo

La diseñadora coreana ya no es una ignota en el mundo de la moda, pero no por eso podemos dejar de considerarla una favorita. Sus vestidos con mangas voluminosas ya son un emblema reconocible de la marca, así como también los zapatos con tacos geométricos (la firma Mango copió uno de estos modelos y el conflicto legal no se hizo esperar). La plataforma de salto vino de la mano de influencers como Leandra Medine y Pandora Sykes, que en cuanto empezaron a usar sus prendas, convirtieron a Rejina en la más amada. Nos inspira porque combina lo tradicionalmente femenino y lo masculino con maestría; la paleta de colores es enérgica y usable, con el protagonismo del verde manzana y el rosa; comparte imágenes vintage que usa como referencia a la hora de diseñar y los estilismos de sus campañas son realistas y absolutamente imitables.

Fuente: @rejinapyo

Nanushka

La marca por la que enloquecen las francesas no viene de Francia, sino de Budapest, y es una favorita de las influencers de ese país como Camille Charrière. Creada por Sandra Sandor, nos encanta porque sus colecciones no se dejan llevar por el hype del momento sino que rescatan el espíritu femenino y acogedor de las parisinas. El año pasado se agotaron dos productos insignia de la marca: la campera inflada de cuero marrón y la riñonera de cuero de cocodrilo que, casualmente, fueron usadas hasta el hartazgo por famosas instagrammers. Sus redes sociales están repletas de inspiración cromática que no se limita solo a la ropa sino que se nutre de la arquitectura, los espacios, el aire libre y los libros. ¿Nuestros favoritos? La campera inflada y la riñonera, sin dudas, pero también los pantalones de verano rayados y los vestidos femeninos en tonos pastel o a lunares.

Fuente: @nanushka

Reese Blutstein

La cuenta de esta joven nacida y criada en Atlanta, Georgia, surgió con la intención de llevar adelante un blog de moda pero con la particularidad de que en los inicios lo hacía junto a su hermana gemela. El nombre Double Exposure viene de esta idea primigenia, aunque con el correr de los meses Molly, la mitad de la ecuación, se mudó a la universidad y Reese se apropió de la cuenta. El salto de calidad que dan las bloggers generalmente se visualiza cuando dejan de tomarse fotos en el espejo y contratan a un fotógrafo que registra sus atuendos y, en segundo lugar, cuando una agencia de influencers las contrata, como pasó con Reese y Max Stein, el representante de Leandra Medine y Tina Leung. Nos encanta porque sale del clásico tándem blogueril New York-Los Ángeles para mostrar escenarios diversos en los alrededores de Atlanta. ¿Respecto de su estilo? Sabe perfectamente cómo aplicar el color en un conjunto (lo que hace con el amarillo, especialmente), algo que parece fácil pero no lo es. Combina siluetas vintage (mom jeans y blazers con hombreras) con accesorios modernos, y sus fotos son divertidas.

Fuente: Refinery29
Fuente: The New York Times

Penny Sage

Esta marca neozelandesa es otra prueba irrefutable de que algo en el medio de las (carísimas) primeras firmas internacionales y las marcas de low cost, está tomando protagonismo.

Nacer en una isla deja una impronta indiscutible: el espíritu de Penny Sage combina la estética playera con cierta formalidad, abrigos estructurados de colores con bolsos de rafia, vestidos etéreos y jeans vintage, joyería de acrílico y sandalias de cuero. Su diseñadora, Kate Megaw, refleja el estilo de su marca con su pelo dorado de recién salida del mar, un estilo relajado -cardigans, pantalones amplios, sandalias- que baja a sus diseños y la carencia absoluta de influencers en sus redes sociales. Una verdadera vida slow trasladada a la creación.

Fuente: Penny Sage
Fuente: Penny Sage

Maryam Nassir Zadeh

Si corroboramos la hipótesis de que en los últimos años han surgido nuevas marcas creadas por insiders del sector, como estilistas y modelos, que han desafiado los conceptos de exclusividad y buen diseño, no podemos omitir el protagonismo de Maryam Nassir Zadeh.

Sus prendas no son obvias, no hay logos ni un marketing feroz, y refuerzan una nueva feminidad bajo el ojo de la diseñadora iraní que es una favorita indiscutida de las neoyorquinas. Su cuenta de Instagram mezcla imágenes de sus diseños con sus propios atuendos que arma con ropa vintage de su madre, compras que hace en lugares exóticos y ropa nueva y moderna.

Fuente: @maryam_nassir_zadeh