Por más que esté en expansión, la moda sustentable no deja de ser un nicho en Uruguay. Las marcas suelen ofrecer productos para un mismo consumidor, ese que ya está sensibilizado, realiza una compra consciente, que está dispuesto a comprar piezas a un precio mayor al del resto del mercado y que no le teme a las molderías singulares. Sin embargo, para dar el salto a la masividad, es necesario que otro tipo de marcas se involucren. Esto es lo que detectó Itaú en su nueva edición del Programa Itaú, que estuvo enfocado en la sustentabilidad.

Por eso, la ganadora fue Agustina Franco de Positano y, en segundo lugar, Agnès Lenoble de Agnès L, dos emprendedoras que con sus propuestas llegan a un público joven para el que, tal vez, lo ecológico y social aún no es una prioridad. A través de ellas, el asunto de la sustentabilidad llega a nuevos oídos.

Hacer cool la sustentabilidad

Después de un viaje a Italia en el que quedó fascinada por la industria local, Agustina Franco decidió darle nueva vida a la fábrica de jeans de su familia y crear Positano. A pesar de tener solo 20 años cuando fundó la marca, Agustina entendió que el generar una alianza con la fábrica le brindaba una ventaja competitiva sobre su competencia, haciendo que sus costos sean menores y posibilitándole marcar a precios bajos, algo muy tentador entre el público más teen.

En función de sus clientes Positano fue adoptando una identidad más juvenil, con una amplia cantidad de productos aunque, según reconoce Agustina, sin una identidad clara. Sin embargo, luego de asistir los talleres del Programa Itaú, hubo un concepto que le quedó marcado: el futuro es sustentable. Para eso trabajó en conjunto con Pablo Giménez y alumnos de su Escuela, que la impulsó a hacer un rebranding con el objetivo de “ser una marca sustentablemente cool”.

https://www.instagram.com/p/BoSegeGlDJD/

Así nació “Use it again”, la nueva campaña de la marca, que propone mantener los clásicos cortes de Positano y hacerlos en blanco, para que los usuarios puedan usarlos de ese color o teñirlos del que más le guste. De esta manera no solo se extiende la vida útil de la prenda -el cliente puede tener tres prendas en una si luego de usarlo en blanco y en color opta por teñirlo de negro- sino que se disminuye el margen de error y el desperdicio textil que puede implicar tener stock de toda la gama de colores. Además, genera una experiencia divertida.

Sin duda el Programa Itaú marcó un antes y un después en Positano que, según afirma su directora, ahora busca ser “la marca más transparente del mercado de moda local”. En ese sentido, pronto estaremos viendo más de quiénes trabajan en la fábrica, ese elemento tan importante en la marca de Agustina.

El valor del hecho a mano

Agnes Lenoble en la pasada edición de MoWeek. Foto: Camila Montenegro.

Desde su primera MoWeek, los accesorios de Agnès Lenoble causan furor y todas las chicas cancheras quieren tener una de sus piezas. Pero sus collares, pulseras y caravanas tienen un valor mucho mayor que el ser “un producto de moda”. Agnès usa materias primas muy asociadas a la identidad uruguaya, como la guampa, la lonja y las piedras semi preciosas que se pueden encontrar en el norte del país. Y, también, la riqueza está en quienes elaboran las piezas, porque mantienen vivo el oficio de la orfebrería que se ha ido perdiendo con el avance de la industrialización. Esa es su mirada sobre la sustentabilidad. Por eso, una de las metas de la diseñadora es visibilizar a quienes hacen los accesorios y su proyecto para el Programa Itaú apuntaba a realizar talleres para que las nuevas generaciones aprendan el trabajo del orfebre.

https://www.instagram.com/p/BntYXAaDxPq/

Desde que recibió el segundo puesto del Programa Itaú, Agnès se dedicó a desarrollar una línea de indumentaria, que había sido un hit en pasarela. Esto también la llevó a trabajar con otros materiales como el cuero. “Mi objetivo es que seamos una marca de objetos, más allá de si son de decoración, indumentaria o accesorios”, aseguró a Couture. Sus piezas, con una clara identidad local, son cotizadas en el exterior, mercado al que apunta a través de Internet y las redes sociales.

https://www.instagram.com/p/BoSilzMDMO9/

Más sobre el Programa Itaú

El Programa Itaú para emprendedoras de la moda busca impulsar a las marcas en sus ámbitos de trabajo y contribuir al desarrollo de su potencial. Cada edición se desarrolla a modo de concurso donde las diseñadoras se presentan, hay una consigna y tienen que defender sus ideas frente a un jurado. En su 6° edición se convocó a una jornada entera de trabajo donde la propuesta fue parar a pensar sobre el futuro de sus marcas y crear un proyecto con una mirada colaborativa y sustentable. Agustina Comas, Pablo Giménez, Lucía López y Paola Rapetti fueron quienes orientaron a las marcas durante el proceso y el jurado que evaluó los resultados finales.