*Esta es la primera columna de Slow Fashion, escrita por Macarena Algorta, que tendrá un espacio regular en Couture. Foto de tapa: Alium.

Cada vez podemos encontrar más hashtags como “slowfood”, “slowfashion”, “sustentable” o “moda ética”, entre otros. Y cada vez son más los adeptos a seguir una tendencia en la que comprar localmente, con confección artesanal y materiales naturales son must have.

“Moda ética”, “ecofriendly”, “elegí local”, “material orgánico” o “somos petfriendly” son palabras que aparecen cada vez más a la hora de ir a comprar un producto textil. Sin embargo, muchas veces estos términos están mal empleados o no tenemos del todo claro qué implican.

Por eso les proponemos un recorrido por los orígenes del movimiento slow, que más que una tendencia de Instagram o una moda, es una filosofía de vida.

Los orígenes del slow

Así como en la historia de la humanidad, y de la moda, existieron y existen héroes y personajes que marcaron cambios quebrando paradigmas, consiguiendo así una gran cantidad de seguidores, el movimiento Slow no se queda atrás.

Un hombre fue el creador del movimiento y una mujer lo adaptó al mundo de la moda. En 1986, el psicólogo y activista italiano Carlo Petrini organizó una resistencia a que la gran cadena de comida fast food, McDonald’s, abriera una sucursal en la emblemática Piazza di Spagna en Roma. Una resistencia contra el consumismo masivo, rápido y carente de valores del fast food que pretendía sustituir opciones gastronómicas locales, elaboradas artesanalmente, servidas con experiencia y con el fin de tener un encuentro placentero. Creando así el movimiento y término “slow food”.

21 años más tarde, la escritora y profesora de sustentabilidad, diseño y moda de la universidad de artes en Londres, Kate Fletcher utilizó en una conferencia el término “slow fashion” al referirse a él como: “Slow Fashion no es una tendencia de temporada que viene y va como el animal print, sino un movimiento de moda sostenible que está ganando impulso”. Y desde ese día, cada vez es más común escuchar o leer este término en el rubro textil.

Pero no fue hasta que ocurrió la considerada “catástrofe más grande del sector textil” para que los términos y conceptos, asociados a este movimiento, empezaran a tomarse en serio. El  24 de Abril del 2013, 1.134 obreros de la moda pasaron a formar parte de la historia bajo el título de la BBC: “Bangladesh: el peor derrumbe desde las Torres Gemelas”, al colapsarse la fábrica textil más grande de Bangladesh.

Dentro de las razones del suceso se encontró explotación laboral, naciendo así el término “sweatshop factory”, y condiciones insalubres causadas por jefes de fábrica y demanda de empresas textiles -sobre todo del Fast Fashion-. Desde sus escombros nació la ONG Fashion Revolution.

Catástrofe de Bangladesh. Foto: NY Times
Catástrofe de Bangladesh. Foto: NY Times
whomademy-bg2
Campaña Fashion Revolution

De la comida a la moda

Cada vez son más los seguidores al consumo de alimentos naturales, veganos y hechos artesanalmente. Las razones del porqué, son las mismas que las que lentamente empiezan a aparecer en el sector textil, de ahí su conexión. Así como el alimento protege y nutre nuestro interior, las prendas lo hacen con nuestro exterior. Creándose así una reciprocidad de cuidarse desde el interior al exterior y viceversa.

La clave está en consumir más responsablemente y conscientemente. De esta forma nos beneficiamos de las propiedades de estos alimentos y prendas, al mismo tiempo que cuidamos tanto al medio ambiente como a las personas por detrás del producto.

A través de las columnas de #SlowFashion en Mirada Couture vamos a estar presentándoles términos, consejos y tiendas sustentables para darle un espacio a este estilo de vida en el que creemos. ¡Stay Tuned!

Sobre la autora

Es Egresada de la Escuela Universitaria Centro de Diseño (orientación textil), Montevideo, Uruguay. Como diseñadora apuesta por el Slow Fashion y el diseño sustentable. Fundadora del primer blog uruguayo sobre moda sustentable y Country Coordinator de Fashion Revolution Uruguay. Aficionada por diseñar prendas recicladas/sustentables, le encanta aprender e investigar temas afines a este sector de la moda. Siempre está leyendo algún libro, artículo o revista al respecto.

Slowfashionuy es el primer blog uruguayo dedicado a cubrir lo referente al slow fashion, la moda sustentable, eco, y demás afines en Uruguay y el mundo. La finalidad es que encuentres eventos de interés, marcas, notas, entrevistas con referentes, tips y consejos, entre otros, tanto nacionales como internacionales. Ayudar a generar conciencia, reflexionar, motivar y fomentar son algunos de los propósitos de este blog.