Por más populares que sean las camisas de popelín, para algunas las remeras son una pasión que no puede ser reemplazada por ninguna otra prenda. El mejor combo es con un jean de tiro alto –como nos dijo Vic Saravia– y unos buenos zapatos, pero todas sabemos que prácticamente no hay conjunto que quede mal con una t-shirt canchera. Ya sea para un evento formal o para el día a día, siempre podemos contar con la remera, todo depende de cómo la combinemos.

A rayas, básicas y de bandas nunca faltan en nuestro placard, pero siempre hay espacio para alguna más: nunca se tienen demasiadas remeras. Si van a comprar una, estas son las que están causando sensación entre bloggers y fashionistas. ¿Qué tienen en común entre ellas? Aires vintage y tremenda onda.

Souvenir t-shirt

La típica remera que te traen los tíos cuando se van de viaje, ahora está de moda y cuanto más kitsch el diseño, mejor. Obvio que detrás de esto está Vetements, como ya estamos acostumbrados. En la colección de otoño 2015 la marca de Demna Gvsalia lanzó una remera que era idéntica a la que se compra en las tiendas de souvenir de Amberes (donde estudió el diseñador), salvo que era deconstruida y valía cientos de dólares.

Obviamente después de ese hit comenzó a crecer la popularidad de las souvenir t-shirt y ahora todos estamos revolviendo los placares en busca de alguna que en su momento supimos dejar como pijama (así que gracias, familiar que viajó a Maceió, New York o Torremolinos). Lo bueno es que es una tendencia fácil de incorporar, ¿no?

Vetements 2015.
Chanel Cruise 2016/2017. Foto: Elle.
A.Y. Not Dead Invierno 2017.
Foto: Style du Monde.
NYFW 2016. Foto: A Constellation Journal.
Foto: Who What Wear.
Foto: Vogue España.

 

Cooper Black

En este caso la que empezó la moda fue la marca francesa Sezane (que nos tiene obsesionadas con sus vestidos veraniegos). Con mensajes en francés en tipografía Cooper Black, su línea de remeras fue un éxito, porque al fin y al cabo todas queremos ser parisinas. Los aires retro de estas remeras van en sintonía con la tendencia de inspirarse en décadas pasadas para construir un nuevo estilo. A partir de este hit de Sezane varias marcas empezaron a hacer modelos en esta tipografía y/o con frases en francés.

Foto: Sezane.
Foto: Elle.
Foto: The Ninety Nine
Remera Topshop. Foto: Georgia Luisa Meramo.
Foto: Pinterest.
Foto: Instagram/@Katetik
Foto: Style Du Monde.

Logo t-shirt

Otra vez, la culpa la tienen VetementsGucci. En la misma colección en la que lanzó la remera de Amberes, Demna Gvsalia se apropió del logo de la revista Thrasher y en la siguiente del de DHL. Así los volvió parte de su iconografía y los transformó en la epítome de lo cool para vender las remeras a cientos de dólares. Por otro lado Gucci, bajo el reinado de Alessandro Michele, popularizó las remeras con el logo de la marca, que junto con el cinturón de las dos G, se ha vuelto imprescindible para celebridades y blogueras. Otra remera imprescindible es de la grifa neoyorquina híper canchera Supreme.

Demna Gvsalia desfilando la remera de DHL. Foto: Vogue.
La modelo Romee Strijd.

Foto: Style du Monde.
Miroslava Duma. Foto: Glamour Magazine.

Foto: Style du Monde.
Foto: Vogue.

La remera activista

Entre el Brexit y la elección de Trump la moda está más política que nunca. ¿Y qué mejor que una remera para demostrar una postura política? Tal vez la remera más icónica y popular de este nuevo activismo es la de Dior, con la frase “We should all be feminists”, nombre de un libro de Chimamanda Ngozi Adichie en el que se habla de la importancia del feminismo.

Foto: Brit.co
Prabal Gurung. Foto: Vogue.
Foto: Black and Liberty.
Foto: Style du monde.
Foto: Pinterest.
Hari Nef. Foto: Pinterest.
Foto: Style du Monde.