En casa hay una tradición que no se perdona. El 29 es día de ñoquis, y punto. Se hacen caseros, a partir de puré de papa natural, y (muy a pesar de cierto miembro de mi familia, que insiste en usar un aparatito horroroso) se pasa cada ñoqui por el tenedor.

Se los vi hacer a mi abuela, a mi mamá, y como cocinera que soy no podía dejar la receta sin cambiar. En estas latitudes tenemos una característica climática, por no decirle otra cosa, que es la humedad. “Suerte en pila” si el 29 justo toca lluvia. Tus ñoquis absorberán tanta harina, quedarán tan duros, como para ser utilizados de proyectiles en el próximo clásico (no es que incite a la violencia, por favor). Peeero, y acá viene el pero, gracias al libro The Professional Chef, descubrí un tip mágico que me salvó, y que voy a estar revelando más abajo.

 

En este post indico paso a paso la elaboración de ñoquis caseros. Llevan pocos ingredientes pero cierto tiempo de elaboración. Si los preferís comprar hechos, quizás sea mejor optar por una fábrica de pastas. La versiones industriales se notan “industriales”, sorry 🙊.

Ese tip mágico del que les hablaba (y que está en la receta de ñoquis) consiste en hervir las papas sin cáscara y luego meterlas en el horno caliente a 200ºC, para que suelten el exceso de humedad. Van a ver cómo al principio evapora líquido y después ya no más. Ese el el momento de sacarlas y hacerlas puré.

La primera vez que hice la pasta con ese método, tomó exactamente los 450 gr de harina que pide la receta, y quedaron re suaves.

 

 

La receta que les propongo hoy fue inspirada en un día de campo, de ahí el nombre, y lleva champiñones frescos, queso de cabra y menta. ¡Este último le da un toque espectacular al plato!

 

Ñoquis campestres

Para 4 personas

Ingredientes:

Ñoquis, 800 gr
Manteca, 1 Cda (13 gr)
Aceite de oliva, 1 Cda (15 ml)
Champiñones frescos, 200 gr
Echalote, 1 unidad
Diente de ajo, 1 unidad
Tomillo fresco, 1 Cda
Crema de leche, 4 Cdas
Queso fresco de cabra, 120 gr
Menta, 4 Cdas
Sal y pimienta, a gusto

Preparación:

  1. Poner a hervir abundante agua en una olla grande. Se puede salar ligeramente, si se desea. Cuando el agua comience a hervir, tirar los ñoquis dentro y dejar cocinar hasta que suban (o según indicación del paquete si hacés comprados).
  2. Calentar la manteca y el aceite de oliva en un sartén grande. Cocinar ahí los champiñones hasta que se hayan dorado ligeramente. Espolvorearles un poquito de sal para quitarles el agua.
  3. Mientras, picar fino el echalote y el diente de ajo. Agregarlos junto con el tomillo a los champiñones y revolver cada tanto con cuchara de madera, hasta que el echalote luzca transparente.
  4. Agregar la crema de leche, revolver y dejar que se mezclen los sabores a fuego bajo por 1 minuto. Probar y salar a gusto.
  5. Agregar los ñoquis cocidos y colados al sartén (por eso sugiero que sea grande). Revolver con cuidado para que se bañen en la salsa y mezclen con los otros ingredientes.
  6. Servir los platos, moler un poco de pimienta sobre cada uno y tirarles cucharadas de queso de cabra por encima. Terminar espolvoreándolos con la menta picada.

 

 

¡Que este 29 sea “Día de ñoquis” para todos! Suban sus fotos con el hashtag #NotOnlySaladBlog así las veo 🙂