Imagen: International Film Circuit

No es casualidad que las mujeres no nos veamos representadas en los sucesos que han transformado a la humanidad. Y ya nadie supone -quiero creer- que se deba a que no hay mujeres lo suficientemente expertas y capacitadas, pues no solo sabemos que las oportunidades no se presentan de la misma manera para nosotras, sino que históricamente se ha opacado nuestro lugar en los hechos. Sí, la historia que conocemos fue escrita por hombres.

Y esto es lo que nos trae She’s beautiful when she’s angry -“Es hermosa cuando está enojada“- de la directora y activista Mary DoreUna pieza documental de 2014 que visualiza acontecimientos que son obviados en cualquier programa académico: la ola feminista que resurge en el fervor de los años 60. Período en donde lo más alto a lo que una mujer podía aspirar era casarse, tener una familia a la cual servir en su casa o ser la secretaria de un atractivo empresario -y que finalmente la elija como su esposa-, donde no tener hijos no era una opción, de la misma forma que la píldora anticonceptiva y el aborto vivían bajo la censura. She’s beautiful… demuestra que la deuda que se tiene con las mujeres es histórica y además, le da suma importancia al conocer los hechos para no tomar los derechos que hoy tenemos por sentado.

“El lugar de la mujer es en la casa” Imágenes: International Film Circuit

El film repasa, en formato testimonio, el surgimiento de la segunda ola feminista -cuestionable*- alineado en un inicio por el reclamo de derechos laborales. Teniendo en cuenta que la mujer ya graduada solo era elegida para puestos de subordinación y el principal factor de decisión era si tenía o no un buen cuerpo, además del repudio por la -hasta ahora existente- brecha salarial. Pero lo más interesante es ver que al reconocerse como grupo oprimido, las mujeres empiezan a cuestionar su rol en todos los planos: “¿En qué hubiera sido diferente tu vida si fueras varón? ¿Por qué creés que ser mujer te limita como ser humano?”.

Además de releer la historia, el documental toca la mayoría de las luchas que hasta hoy nos conciernen. El derecho a elegir sobre nuestros propios cuerpos -derechos reproductivos, opresión a la hora de vivir la sexualidad libremente-, la problematización del acoso callejero, el acceso a la esfera pública, la violencia doméstica, el reconocimiento de nuestra palabra, entre otros. Pero lejos de idealizar el movimiento, también visualiza las divisiones que se pujaron dentro del mismo. Considerando principios como la raza, la preferencia de género y el nivel socioeconómico como conceptos inseparables a la hora de reconocer las diferentes limitaciones de los roles de género -hoy en día incluimos más como la transfobia, por ejemplo-.

“Demandamos el derecho a abortar gratuita y legalmente ahora” Imágenes: International Film Circuit
“Si los hombres pudieran embarazarse, las pastillas anticonceptivas estarían disponibles en máquinas expendedoras” Imágenes: International Film Circuit

She’s beautiful when she’s angry capta el espíritu de la época, es emocionante, eufórico, rebelde y desafiante. Fue creado para inspirar la lucha feminista teniendo en cuenta que ninguna victoria es permanente.

Mirá el trailer acá abajo, y sí, ¡está en Netflix!:

 

* Se habla de una segunda ola feminista considerando a las sufragistas como las primeras. Pero si repasamos la búsqueda de la igualdad, se detecta el surgimiento durante la Ilustración cuando básicamente se reclama el ser reconocidas como ciudadanas -que también va a significar la primera gran derrota del movimiento-.