No importa el estilo que tengas, seguro podés encontrar algo en Lolita. Eso lo comprobamos cuando, previo a este Styled by Couture, visitamos la tienda. Nos encontramos con una colección ​primavera-​verano​ 2018​ de líneas simples, materiales frescos y colores marítimos. ​Las prendas se presentan como clásicas con un twist -un avío, un lazo, una estampa-, ​lo que permite que ​cada ​usuaria​ ​las reinterpret​e​​​ a su manera. ​Dentro de lo clásico podemos encontrar ​desde ​prendas más informales -pero no por eso menos elegantes- como el pantalón blanco que eligió Mery, infaltable para el guardarropas de verano, hasta ​el​ mono azul marino de Moni, perfecto para una fiesta. También tienen una línea de ropa de relax y otra de workwear, ​accesorios como pañuelos, carteras, cinturones y aros, además de zapatos, ​así que es un mundo de posibilidades​.

Abajo cada una del #TeamCouture cuenta qué eligió en Lolita y por qué:​

Mónica Zanocchi

Directora General

Foto: Camila Montenegro para Couture.

El mono que elegí tiene todo lo que está bien. La silueta es súper friendly: marca la cintura, destaca el escote, estiliza los brazos, y en definitiva resalta, embellece y celebra las curvas. Me sentí libre, cómoda y divertida. Me dieron ganas de bailar e irme de fiesta -sobre todo con estas sandalias comodísimas-.

Además me parece una prenda sumamente versátil e inteligente, perfecta para multiplicar el guardarropa. Cambiando los accesorios, el styling de pelo y el maquillaje, subís o bajás el look dependiendo de la ocasión. Con unas lindas sandalias, choker y cartera al hombro es perfecto para una cena romántica. Con tacos, maxi caravanas y sobre metalizado es ideal para una fiesta y hasta incluso un casamiento. Para pasear en el día a día me lo imagino combinado con zapatillas blancas, campera de jean y mochila.

La tela tampoco se arruga mucho así que este mono se transformará en mi mejor amigo en mi próximo viaje. Amo.

Foto: Camila Montenegro para Couture.
Foto: Camila Montenegro para Couture.

Alejandra Pintos

Periodista

Foto: Camila Montenegro para Couture.

Al tener tanto para elegir, me divirtió salir de mi zona de confort y pensar en un look para salir a bailar -que es algo que no hago a menudo-. Quería que cumpliera con lo que se espera de una persona de 24 años que sale, pero con un giro distinto. Por eso, opté por un vestido sencillo negro, que tenía unos volados bien de tendencia y lo combiné con una t-shirt básica blanca abajo. Era yo, pero de noche.

Para los zapatos elegí unas botas de cuero negras que no solo me dejaban un aire más rockero, que siempre me gusta, sino que me ayudaron a disimular el hecho de que no tengo tobillos -es real, mis piernas terminan en un pie-. Por último, por más calorcito que haga, siempre necesito una buena campera. Esta de cuero ecológico bordada me pareció perfecta porque le da un toque de color a un outfit blanco y negro. Me había probado otra, con ojalillos -tendencia total-, pero creo que era muy cliché cantante de banda de rock. Esta, con las flores, creo que genera un contraste de estilos que está bueno.

¿Cómo se luce este look bien nochero? Labios intensos, gloss en los ojos y unas buenas medias de red.

Foto: Camila Montenegro para Couture.

Mariana Sanguinetti

Directora Comercial

Foto: Camila Montenegro para Couture.

No siempre tengo tiempo de pensar realmente en lo que me voy a poner, más bien soy de las que se viste a las corridas antes de llevar las nenas al colegio. Por eso, trato de tener en mente qué piezas funcionan juntas en mi guardarropas. En ese sentido, el monocromo es infalible. Prendas de líneas simples, materiales nobles y accesorios que levanten y ajusten el look al momento del día.

Esta camisa de lino es perfecta, la elegí un talle más grande, para un aire más relajado y la combiné con un pantalón blanco. El pañuelo en el cuello, en la cabeza, en la muñeca o en la cartera es un detalle que siempre aporta y termina por cerrar el outfit. Los zapatos azules son el complemento inesperado, y hasta medio náutico, en este total white. Amé la comodidad del taco medio y tener un zapato veraniego cerrado que rinde, aún si no tengo la pedicure perfecta.

Foto: Camila Montenegro para Couture.

Natalia Jinchuk

Directora editorial

Foto: Camila Montenegro para Couture.

En los últimos años, Lolita ha logrado presentar colecciones tan apetecibles como cercanas para los más diversos públicos. Estar un rato en la tienda es una experiencia súper entretenida, viendo cómo una misma prenda, que podría tener una determinada lectura para una persona más joven o fashionista, es elegida e interpretada por otra mujer con más años y un cuerpo que ya presenta sus dificultades. Creo que alcanzar eso es el sueño de muchas marcas y Lolita lo logra con una propuesta fresca, cómoda, con toques de tendencias y sin mostrar lo mismo que el resto.

Cuando tuve que ir a elegir mi look, me encantó un vestido tejido en hilo negro con argollas en el frente, súper alineado a las referencias de los años 90 y muy versátil. Sin embargo, me sorprendió el calce del jean que finalmente terminé eligiendo, con terminación Oxford, cintura media y ceñido al cuerpo. Lo completé con la blusa de broderie que justo jugaba con mi color de pelo y finalmente generé un look años 70, completado con accesorios vintage.

Foto: Camila Montenegro para Couture.
Foto: Camila Montenegro para Couture.