*Por Gaby Curbelo

En la escuela nos enseñaron que la primavera comienza el 21 de setiembre, pero desde hace muchos años mi primavera comienza unas semanas antes, cuando el productor me confirma que “empezó la temporada de fresias”.

Fresia, esa flor dulce y simpaticona que invade la ciudad tiñiéndola de intensos colores. ¿Quién puede resistirse ante tanta belleza reunida en una esquina? Los jardines nos regalan un festival de árboles en flor, camelias, lapachos, nuevos brotes, hojas tiernas, hinojos y biznagas. No hay mejor plan que disfrutar de una tibia tarde y salir de excursión botánica en busca de esos pequeños tesoros que nos están esperando.

Un hermoso jarrón con flores no necesita de mucho presupuesto, podemos armar una composición orgánica y sutil con follajes recolectados o comprar algunas flores frescas, unas ramas, algún fruto y la magia de crear nuestro propio diseño.

Inspirada en esto creé tres ramos (uno primaveral a todo color, uno blanco y uno verde) para ilustrar esta nota con tips de cuidado, mantenimiento y algún que otro secreto botánico.

Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.

Primeros pasos para armar un ramo

Retirar el cartón, protectores e hilos que recubran la flor, separar cada tallo y quitar 2/3 partes de hojas.

Realizar un corte limpio y en diagonal para aumentar la capacidad de absorción.

Lo ideal es tener una tijera de jardín o navaja bien afilada, pero si no contamos con estas herramientas, podemos usar una tijera de uso doméstico.

Colocar sin demoras en agua.

Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.

Bendita agua fresca

La duración de la flor es de entre 8 y 15 días dependiendo de la variedad.

El agua es el sustento de nuestras flores, por eso es tan importante que se encuentre limpia y libre de contaminación.

Quitar todas las hojas que queden en contacto con el agua evitara la formación de bacterias.

Modificar el PH del agua es otra forma de disminuir las bacterias y se puede hacer agregando Aspirina o hipoclorito, pero si cambiamos el agua diariamente y hacemos un sencillo mantenimiento  logramos el mismo efecto de manera natural.

Contra viento, sol y marea

Las flores son un producto delicado que requiere cuidado y sobre todo cariño.

Una vez que las flores están acondicionadas y listas para colocar en un florero,  es importante observar el ambiente donde se van a ubicar.

La calefacción, el sol y el aire acondicionado son sus grandes enemigos.

Evita colocar tu jarrón debajo del aire acondicionado, la flor se va a deshidratar y sufrirá rápido deterioro.

Si el ambiente es muy calefaccionado, podes retirarlas durante la noche a un lugar más fresco y aprovechar este momento para cambiar el agua y recortar los tallos.

En verano, aleja tus flores de las ventanas, oscurecé el ambiente si vas a salir, y si te acordás colocá un cubo de hielo en el agua. ¡A todos nos encanta algo fresco en esa época y a ellas también!

Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.

Las flores, al igual que las frutas, son mejores de estación

En mi profesión la primavera marca el comienzo de la temporada alta de eventos, lanzamientos y bodas. Por suerte coincide con el auge de la producción local.

Pequeños productores repartidos por el Montevideo rural que con sacrificio y alegría producen anémonas, ranúnculos, mini calas, iris y mis amadas peonias.

Comprar en estación nos garantiza mejor calidad de flor, tallos más largos, flores más firmen, colores más intensos y también colaborar con la floricultura nacional.

¡A llenarnos de inspiración y ganas de crear!

Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.
Foto: Alejandra Pintos para Couture.