Aunque el tiempo no parezca haberse enterado, estamos llegando al verano, esa época del año que tanto adoramos. No solo por las noches de calor, la playa y el aroma a flores que reina en la calle, sino por los helados. Como postre, para refrescarse o como excusa para reunirse, el helado es de las mejores cosas que trae esta estación.

Tanto nos gusta que nos inspiramos en tres sabores de Conaprole para esta editorial: el clásico triple de vainilla, frutilla y chocolate y las novedades de este verano, mango-maracuyá y frutilla-durazno. Los tres gustos son de la línea light, sin azúcares agregados, con más de 50% de reducción en grasas y recomendados por la Asociación de Diabéticos del Uruguay.

El monocromo: mango y maracuyá

Foto: Camila Montenegro para Couture.

Sí, lo decimos todo el tiempo, somos fanáticas del recurso del monocromo. Al principio puede parecer desafiante -nos hemos planteado, ¿esto es un mamarracho?- pero, es mucho más sencillo de lo que creen. La clave está en no perder el tiempo buscando dos prendas que tengan exactamente el mismo tono, sino que se mantengan en el espectro del color (por ejemplo, amarillo y mostaza). En cuanto a los zapatos, si quieren ir por el monocromo total está genial, pero tampoco es mala idea cortarlo con un calzado de otro color.

Receta para el mango – maracuyá:

Foto: Camila Montenegro para Couture.
Foto: Camila Montenegro para Couture.

La combinación insólita: frutilla y durazno

Foto: Camila Montenegro para Couture.

A igual que en el arte, una vez que aprendemos las reglas de la moda tenemos que animarnos a romperlas. Vestirse, lejos de ser algo rutinario, debería tratarse de una forma de expresión y, por lo tanto, de experimentación. ¿Rosa y anaranjado? Claro que sí, sobre todo en verano que es la época perfecta para animarnos al color (además, honestamente, es más sencillo porque en invierno hay que combinar muchísimas más prendas). Para principiantes recomendamos jugársela con los accesorios, en el nivel avanzado pueden probar con top y pantalón o como gusten. Acá tienen más tips.

Receta para frutilla – durazno

  • 1 vestido de lino SAVIA ($ 5.500)
  • 2 caravanas de flores de Renner ($ 399)
  • 1 par de sandalias de SAVIA ($ 3.800)
Foto: Camila Montenegro para Couture.
Foto: Camila Montenegro para Couture.

El clásico: frutilla, crema y chocolate

Foto: Camila Montenegro para Couture.

Como sabor de helado es el más tradicional (y una fija en las cenas de fin de año), pero, al llevarlo a la ropa tiene un giro inesperado que es bastante lúdico. A la dupla infalible del top blanco y la falda marrón se le suma el sobre rosa, que da un toque de color -y de formalidad-. Por último, los lentes de Nova Studio aportan una gran cuota de onda.

Receta de frutilla, crema y chocolate

Foto: Camila Montenegro para Couture.
Foto: Camila Montenegro para Couture.
Foto: Camila Montenegro para Couture.

Agradecemos a Kitchen Studio de Sinergia Design por su hermosa locación.