En sus tres años de existencia, Rotunda ha crecido de forma exponencial. No solo en cuanto a locales -que es lo más evidente; ya van por el sexto- o en la variedad de productos -que se desarrolla desde lencería hasta zapatos- sino en cuanto a la estructura que implica convertirse en una marca grande. Hoy unas 40 personas trabajan en Rotunda y tiene uno de los equipos creativos internos más talentosos.

Por eso, nos pareció interesante pasar una tarde en sus headquarters, ubicados en Punta Carretas, y ver cómo se desarrolla una jornada de trabajo en Rotunda.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.

Cuando llegamos, junto a Flavio Giusti -encargado de documentar todo- lo primero que nos llamó la atención fue la sintonía del equipo a la hora de vestirse. Dentro de su estilo, todos en la oficina estaban de blanco y negro, lo que habla de un equipo alineado en cuanto a lo estético. Y eso, además, es representativo de lo que es Rotunda: una marca clásica y minimalista, que permite que cada uno la pueda interpretar a su manera.

Café mediante, empezamos nuestra tarde por el área de diseño, que se encontraba trabajando en Invierno 2018 y por fin le pusimos rostro a las chicas responsables de las últimas colecciones de la marca. Ellas son: Laura Moreira (jefa del equipo y quien desarrolló Aré, la línea de lencería que lanzaron hace poco), Lucía Borges (diseñadora de jeans, casual y encargada de estilismos), Florencia Misa (coordinadora de producción, diseñadora de camisería, tejido de punto y accesorios) y Josefina García (encargada desarrollar las piezas más de noche y de la línea de joyería con Sarah Kosta).

Estas reuniones iniciales se destinan a trabajar la inspiración de la próxima colección, investigando referencias, repasando tendencias y explorando paletas de colores. En estas primeras etapas, el trabajo de los diseñadoras es muy abstracto y no se trata de prendas concretas sino de siluetas, sensaciones y esencias. Obviamente no les podemos adelantar de qué se trata pero, por lo que pudimos ver, seguramente va a ser una colección despojada y elegante.

Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Adelanto de verano. foto: Flavio Giusti para Couture.

Pero, mientras el equipo de diseño ya está pensando en el año que viene, el área de comunicación está más preocupado por la siguiente semana. Cuando visitamos las oficinas transitaban plena época de sale, con un stand en una feria de diseño y a punto de abrir el local de Sinergia Design, así que era una tarde de plena actividad y planificación.

Romina Díaz Cibils es la encargada de comunicar todas las novedades de la marca en las diferentes redes sociales, mientras que el fotógrafo Brian Ojeda es el responsable del aspecto artístico y de hacer campañas hermosas, como la de Invierno 2017 protagonizada por Federica Geriboni y la de Verano 2017, que están por lanzar. Por último, Joaquín Delgado es el responsable de la web, que lanzaron este año y cada vez vende más, adquiriendo la categoría casi de un séptimo local.

Aunque obviamente estas dos patas no podrían existir sin una tercera encargada de las ventas y la logística. Hoy en día, esta está compuesta por Belén Cuevasanta, encargada de ventas al interior; Franca Croce, encargada de stock; Serrana Polcaro, encargada de locales; Mara Voituret, analista en marketing y el contador Damián Sánchez.

Joaquín y Romina del equipo de Comunicación. Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.
Foto: Flavio Giusti para Couture.

Y si bien cada departamento funciona de forma individual, una de las características de Rotunda son las reuniones de equipo. Una vez a la semana se juntan todos para contarle a los directores de la marca, Sofía Domínguez, Kevin Jakter y Jessica Goldstein -que ahora está haciendo un máster en retail en Barcelona-, las novedades de cada área. Además, en cada reunión, un miembro del equipo tiene que hacer una presentación de un tema a elección que dure 7 minutos, para que todos superen el miedo de hablar en público.

Este tipo de instancias -también hacen un retiro una vez al año, por ejemplo-, sumadas un ambiente de compañerismo, libertad creativa y la posibilidad de destacarse en el trabajo, han sido claves para Rotunda a la hora de generar un buen equipo, motivado y comprometido como el que tienen hoy. A pesar de que todos son jóvenes y tienen que enfrentar grandes responsabilidades, se nota que tienen amor por lo que hacen.

Con campañas tan perfectas y colecciones elegantes, uno podría imaginarse que el equipo detrás de la marca es inalcanzable o lejano. Todo lo contrario. ¿Cómo es Rotunda puertas adentro? Cálida y sencilla.

Kevin y Sofía. Foto: Flavio Giusti para Couture.