Algo grande está sucediendo en la industria de la moda. Los paradigmas de la industria se quiebran ante cambios que prometen revolucionar la forma en que entendemos el calendario de desfiles y las cadenas de producción. Al frente de este torbellino están algunas grifas como Burberry, Mango y Tom Ford, demostrando que desde el lujo al fast fashion es necesario aggiornarse a los nuevos consumidores.

Porque quiénes más van a impulsar los cambios sino los propios consumidores: finalmente las marcas comenzaron a entender que ni una buena estrategia de comunicación digital alcanza hoy para satisfacer a las nuevas generaciones acostumbradas a tener todo instantáneamente – basta con analizar la red social Snapchat para entenderlo: queremos contenidos que caducan a las 24 hs. Es este afán de consumo instantáneo que hace que el actual modelo de la industria de la moda ya no sea vigente: no queremos ni podemos esperar seis meses para comprar una prenda que vimos en un desfile, la queremos inmediatamente después de la última pasada en la pasarela y antes de que Zara la copie.

Foto: WWD
Foto: WWD

Siempre marcando tendencia en la comunicación de moda, especialmente digital, Burberry ha sabido entender el panorama actual de la sociedad y sacar provecho de eso para reformular su estrategia de negocios. El pasado viernes la mítica marca británica hizo grandes anuncios: por un lado dejarán de manejar las clásicas temporadas “primavera-verano” y “otoño-invierno” para comenzar a presentar colecciones sin estación en febrero y en setiembre, y al mismo tiempo unificarán los desfiles de menswear y womenswear. El segundo gran anuncio es que las colecciones se podrán comprar en el mismo instante en que salga a la pasarela, algo que vienen incorporando de a poco desde hace algunas temporadas. Como reportó WWD, este movimiento de Burberry podría suponer el inicio de una avalancha de cambios en la industria, pues todo indica que el sistema actual pronto quedará obsoleto y tiene los días contados.

Tan solo hace unas semanas Mango también anunciaba un cambio en su modelo de negocios. La marca de retail española también dejará de presentar colecciones asociadas a estaciones, para adoptar un modelo que lleva el fast fashion a otro nivel. Dando inicio a este nuevo modelo con una campaña protagonizada por Kendall Jenner, a partir de ahora Mango presentará nuevas líneas cada dos semanas acompañadas de una campaña publicitaria distinta cada mes. Al mismo tiempo dejarán de imprimir catálogos para abocarse 100% al mundo online, y dejarán de hacer desfiles para hacer fiestas de lanzamiento de colecciones.

Kendall Jenner para Mango / Fotos: Mango
Kendall Jenner para Mango / Fotos: Mango

Horas después del anuncio de Burberry, Tom Ford también tenía noticias: el diseñador canceló su desfile de febrero ya que a partir de setiembre presentará las colecciones correspondiendo a la estación, para así llevar las prendas directo de la pasarela a las tiendas. “En un mundo que se ha convertido cada vez más inmediato, la forma actual de mostrar una colección cuatro meses antes de que esté disponible para los clientes es anticuado y no tiene sentido” dijo Ford en un comunicado de prensa. “El consumidor de hoy quiere que la colección este disponible inmediatamente… Mostrar la colección al mismo tiempo que llega a las tiendas es el remedio, ya que permite que la emoción que crea un desfile impulse las ventas y satisfaga el deseo de nuestros clientes de tener las prendas en el momento en que están listos para usarlas.”

Estos cambios definitivamente influenciarán a toda la industria y será cuestión de tiempo para que el cambio se dé en todas las marcas. ¿Qué opinan ustedes?