Especializados desde 2004 en hacer zapatillas deportivas y accesorios “made in Brazil”, Veja es una grifa basada en París que busca conciliar materiales orgánicos con trabajo justo teniendo un impacto social positivo. Consciente del daño causado por la industria textil en el medio ambiente, el proyecto Veja ha querido encontrar soluciones como cultivos de algodón orgánico o taninos naturales como la acacia para curtir el cuero. Muy comprometidos con el medio ambiente y con el comercio equitativo, el leit motiv de esta marca es la transparencia.

Foto : Veja
Foto: Veja

En 2003, luego de haber estudiado negocios juntos, François-Ghislain Morillion y Sébastien Kopp deciden hacer un viaje por el mundo dedicado a explorar el tema del desarrollo sostenible y en busca de oportunidades. Su amor por las zapatillas deportivas y sus deseos de emprender los incentivan a averiguar sobre materias primas eco-friendly y cadenas de producción éticas. En ese momento se topan con Brasil, que no solamente les ofrece algodón orgánico sino caucho silvestre del Amazonas, y deciden en 2004 implementar el proyecto Veja.

Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja
Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja
Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja
Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja

Respecto al canvas de algodón utilizado en las zapatillas Morillion y Kopp, lo quieren proveniente de la agricultura orgánica y que están dispuestos a pagar un precio justo, completamente desconectado del precio del mercado. De la mano de la ADEC (Associação de Desenvolvimento Educacional e Cultural de Tauá) en el nordeste de Brasil empiezan a trabajar con pequeñas cooperativas de agricultores y evitando intermediarios logran aumentar las ganancias de estos agricultores. Esta cooperativa cultiva el algodón según los principios de la “agroecología” (inspirandose en los principios de policultivos de Pierre Rabhi), prefiriendo pequeñas explotaciones a escala humana (en promedio una hectárea) y, a diferencia de los extensos monocultivos, mezclando los cultivos de algodón con víveres de cultivo personal, sin usar pesticidas ni abonos químicos. Desde hace ya siete años Veja trabaja con 320 familias reunidas a través de la ADEC, y apoyadas de un punto de vista técnico por la ONG brasilera ESPLAR.

Foto : Veja
Foto: Veja

En cuanto a las suelas de las zapatillas, Veja quiso evitar el plástico, y utilizar el caucho, pues al ser un árbol nativo de la selva amazónica ayuda a preservar este pulmón verde del planeta. Desafortunadamente, desde los años 60 el uso masivo de caucho sintético, derivado de la industria petrolera, ha hecho disminuir sustancialmente la demanda de caucho natural, obligando a los locales a dedicarse a actividades más rentables como la ganadería o la venta de madera, principales causas de deforestación de esta zona.

Hoy Veja trabaja de la mano con 60 familias de “seringueiros”, que extraen cantidades pequeñas de látex en la reserva de “Chico Mendes” en el estado de Acre en Brasil. Gracias a la técnica FDL o “Folha Desfumada Liquida”, desarrollada por el profesor Floriano Pastore en la Universidad de Brasilia,  los productores pueden transformar el látex en laminas de caucho, sin etapa industrial intermedia, lo cual les permite enviarlas directamente a la fábrica de suelas.

Finalmente, el cuero usado en ciertos detalles de las zapatillas Veja y en sus accesorios es curtido de manera vegetal, una antigua técnica que utiliza en parte extractos de acacia. Las curtiembres modernas usan cromo y otros metales pesados en su proceso, los cuales contaminan las aguas tratadas por dichas curtiembres, y esto justamente es lo que quiere evitar esta marca. Si bien Veja comunica este tipo de información, también explica que desafortunadamente todavía no puede garantizar que sus pieles vengan de una cadena de producción ética pues, a diferencia del algodón, el negocio del cuero pretende grandes inversiones de maquinaria que no puede hacer un pequeño productor. Por ende es muy difícil para Veja controlar las condiciones de trabajo y la forma en que son tratados los animales. Lo que Veja se esfuerza en garantizar es que los cueros no sean derivados de la ganadería proveniente de la selva amazónica, pues esta es la principal razón de su deforestación.

Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja
Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja
Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja
Colección Otoño Invierno 2013 l Foto Cortesía de Veja

Otra particularidad de esta marca es su política de “cero publicidad“. Veja considera una prioridad pagar el precio justo por las materias primas y la producción, en ese sentido prefiere destinar la mayoría de su presupuesto a un producto impecable. Evitar el alto costo de la publicidad permite sacar al mercado un producto de muy buena calidad conservando un precio competitivo (alrededor de 100 euros).

Si bien Veja es consciente de que todavía existen fallas en su proyecto, es admirable la transparencia con la cual la empresa es tratada. Además de ser una prueba tangible que se puede encontrar soluciones para disminuir el daño causado por la industria textil al medio ambiente, también es una luz de esperanza respecto a las cadenas de producción antiéticas en las que la explotación persiste. Fuera de proponer un producto “verde” y “libre de culpa” , las zapatillas Veja son conocidas por sus diseños coloridos, simples y cancheros. BlogCouture definitivamente Adora.