Acaba de empezar diciembre y el estrés no baja. Arañamos el fin de año con la escasa reserva de energía que nos queda y tenemos que enfrentar las maratónicas sesiones festivas que se presentan en esta época: casamientos, despedidas de año, eventos laborales y reencuentros con amigos que no vemos hace un montón. Encima, ¿tenemos que resolver qué ponernos? Sí, es una cuestión crucial. Estar a la altura del evento respetando lo más esencial de nuestra personalidad. ¿Quién no dedicó horas de peluquería y maquillaje para ir a una fiesta y finalmente terminar disconforme? ¿Quién no se compró un vestido “super sexy” para un evento y se la pasó sentada toda la noche por miedo a quedar expuesta? Por ese motivo, hicimos un recorrido por las mejores opciones de vestuario para las fiestas que nos pisan los pasos, teniendo en cuenta todo el abanico de posibilidades: opciones de precios, siluetas para todos los cuerpos y amplia paleta de colores para el gusto de todas las consumidoras.

Doll Store

La propuesta de esta marca es relajada y divertida. Muchas estampas y siluetas que acompañan el movimiento de las mujeres modernas. Con una impronta que pivotea entre lo retro y lo juvenil, es una de nuestras elegidas por sus propuestas de looks de fiesta confortables y coloridos.

El elegido: vestido corto de seda estampada con corazones y cuello alto.

Pensado para: las que desean tapar el busto y mostrar las piernas.

Precio: $ A 3.265

Doll Store, vestido cuore.

AY Not Dead

Minimalista y rockera, Ay Not Dead es una marca histórica argentina que podría vestir a Patti Smith, Joan Jett o Miley Cyrus. La propuesta de fiesta de la firma para el verano es de líneas simples, tanto en la ropa como en los accesorios: colores neutros, sandalias de tiras finas, lentes contundentes y peinados prolijos.

El elegido: vestido de satén largo, escote en V con breteles finitos.

Pensado para: las que no le temen al rosa. La consigna es mostrar hombros y usar con accesorios que resalten el color pleno.

Precio: $A 3.615

Ay Not Dead, vestido Karly.

Deleon

Se trata de una marca de básicos, de esos que podemos atesorar durante muchos años y usar sin dudar cuando no sabemos que ponernos. Deleon apuesta por la calidad de los materiales y por siluetas ponibles: paleta de colores monocromática e impecable caída de las telas. Punto extra por los precios accesibles.

El elegido: vestido de un solo hombro en seda natural, con tablas de entalle en delantero y espalda y lazo para atar en la cintura.

Pensado para: las que aprecian un básico pero con un twist de tendencia.

Precio: $A 3.836

Deleon, vestido Hinda.

House of Matching Colours

Cuando una marca es de autor y tiene detrás a una persona creativa y con formación, se nota. Es el caso de House of Matching Colours, una firma nacida y criada en Buenos Aires por Paula Selby Avellaneda que es protagonista en cada edición de BAF Week. Vestidos pensados para mujeres etéreas cuya fragilidad es también su fortaleza. Detalles especiales, bordados, pedrería y transparencias la hacen única en su especie.

El elegido: vestido amplio de crépe sostenido con tiritas que se cierra en la espalda como portafolio.

Pensado para: las que aprecian un buen diseño y desean invertir en un vestido básico de color.

Precio: $A 8.900

House of Matching Colours, vestido Lápiz

Lulú Martins

La jovencísima Lulú Martins es la cabeza creativa detrás de la marca que lleva su nombre, y que expresa un innegable fanatismo por las siluetas retro y las propuestas vintage. Cinturas altas, vestidos tipo pin up girl, zapatos retro y camisas con cuellos “bebé”, conforman la feminidad hecha marca de ropa. Si viste Mad Men y enloqueciste con el estilismo, no podés dejar de dar una mirada a la oferta de esta firma.

El elegido: Vestido de brocado, forrado con seda y cierre en la espalda, cintura alta y falda de tablas.

Pensado para: las que se sienten atraídas por materiales y paleta de colores dramática.

Precio: $A 2.160

 

Lulú Martins, vestido Neptuno de brocado

Complot

La marca juvenil argentina por excelencia tiene precios para todos los bolsillos. Su propuesta de otras temporadas es muy atractiva por la posibilidad de conseguir vestidos de fiesta a precios increíbles. Para este verano gusta mucho del brillo, las lentejuelas, las transparencias, las telas metalizadas como el lúrex y todo lo que comunique la idea de pasarla bien en una fiesta.

El elegido: vestido de gasa estampada con forrado en microtul.

Pensado para: las que tienen bajo presupuesto y se animan al estampado.

Precio: $A 1.100

Vestido modelo Brush de Complot.

Casa Rincón

Si te definís como una mujer romántica y femenina, esta es tu marca. Pensada para mujeres clásicas pero que siguen las tendencias, la propuesta incluye volados, hombros al aire, siluetas maxi, moños, espaldas descubiertas y colores pasteles. Tienen una selección muy amplia para fiestas y eventos, y los precios son muy accesibles.

El elegido: Maxi vestido de crépe lila con panel beige en el ruedo y escote fruncido.

Pensado para: las que quieren aprovechar la ocasión e invertir en un vestido lila, el color de la temporada.

Precio: $A 4. 190

Casa Rincón, vestido Callas.

Nous Etudions

Fundada en 2014 por la diseñadora Romina Cardillo, esta marca de vanguardia argentina presenta nuevos materiales y siluetas en sus colecciones. Este año participó en la London Fashion Week, celebrada el pasado 16 de septiembre, y es una de las marcas nacionales con mayor proyección internacional. Su propuesta de verano incluye telas como el neoprene en la confección de sastrería y prendas de fiesta. Para chicas atrevidas.

El elegido: vestido modelo balloon de neoprene liviana en color verde neón.

Pensado para: las verdaderas fashionistas, que no temen a las excentricidades y disfrutan destacar.

Precio: $A 3.600

Nous Etudions, vestido balloon Foster.

Vero Alfie

Esta firma, que nació después de la crisis económica del 2001, es ideal para las mujeres de espíritu libre, que disfrutan las formas simples inspiradas en la naturaleza y en el campo. Las opciones de fiesta para el verano, cuya campaña fue realizada en la provincia de Jujuy, incluyen maxi vestidos con breteles finos, telas con trabajo artesanal y colores de la tierra.

El elegido: maxi vestido de crépe de seda con corte a la cintura y mangas con volado en color. Viene en negro y en turquesa.

Pensado para: las románticas, que se sienten cómodas en siluetas etéreas, plisados, volados y colores pastel.

Precio: $A 6.200

Vero Alfie, vestido Madryn.

Mila Kartei

Mila Kartei hace del vestido la prenda insignia de la mujer contemporánea. La gracia de la marca es tomar la prenda históricamente femenina y modernizarla, hacerla atractiva para las nuevas generaciones y convertirla en un ítem deseable. Combina elegancia y humor, y expresa la idea de diseño de autor en prendas identificables: tener identidad es lo que cuenta.

El elegido: vestido largo tipo solero con escote cuadrado y estampa “sirena”

Pensado para: las que se quieren divertir sumando un toque arty.

Precio: $A 5.319

Mila Kartei, vestido Corvina.

 

Desiderata

Esta marca es una de las preferidas de las argentinas para básicos de todos los días. Sastrería de buena calidad, pantalones de oficina y camisas para usar y usar durante años, la propuesta de vestidos se suma a esa impronta diaria de la marca. Se trata de piezas usables para el día y la noche, con estampas de colores y modelos clásicos para todo tipo de cuerpo.

El elegido: vestido largo con cuello a la base y estampa gráfica en colores de verano.

Pensado para: las que quieren un vestido “caballito de batalla”, que puedan usar para una fiesta pero también para un paseo por la tarde variando el estilismo.

Precio: $A  2.660

Desiderata, vestido Deslive Face.

Becci

Becci es lo que podríamos llamar una marca “canchera”. Para el verano propone short sastreros con cardigans sueltos, remeras bordadas y camisas con recortes que dejan ver la espalda. Los vestidos son largos o cortos pero todos sensuales, con morfología que acompaña las curvas del verano y colores que resaltan el bronceado como fucsia, naranja o verde esmeralda.

El elegido: vestido con escote en V y volados en la parte delantera y en la espalda.

Pensado para: las que quieren ser las más elegantes de la fiesta y no temen a la vieja frase ¿no será mucho?

Precio: $A 4.280

Becci, maxi vestido Lana.

Justa Petra

Si preguntás a una porteña donde comprar un lindo vestido de fiesta, hay muchas chances de que te mande a Justa Petra. Probablemente por la diversidad de personalidades que representa: románticas, clásicas, conservadores, rockeras o femeninas; la excelente calidad de hechura y materiales; y la variedad de precios.

El elegidovestido corto de punto metalizado y drapeado.

Pensado para: la de espíritu libre y rockero, a la que incluso le cuesta ponerse un vestido.

Precio: $A 3.675

Justa Petra, vestido Fever.

Cher

Es una de las marcas más conocidas de Argentina y su propuesta de verano grita “relajate, nena”. Siluetas holgadas y simples, colores suaves como lila y amarillos, y una amplia selección de vestidos playeros. También tiene una oferta de monoprendas que es una gran opción para armar looks de fiesta y sentirnos cómodas y seguras.

El elegido: monoprenda en color blanco, con cierre delantero y pierna ancha.

Pensado para: las que quieren lucir una opción alternativa al clásico vestido.

Precio: $A 4.798

Monoprenda de la nueva colección de CHER.

Basilotta

No le tiene miedo al brillo ni a los estampados. Es una marca atrevida y, por ese motivo, no pasa desapercibida y ayuda a destacar. Para el verano propone muchos estampados con flores, como el traje de dos piezas con hortensias, y otros estampados de la geometría y la naturaleza.

El elegido: Maxi falda tiro alto con estampa botánica en tonos oscuros y tablas.

Pensado para: las que en lugar de vestido prefieren invertir en una falda statement y combinarla con un crop top básico.

Precio: $A 3.200

Basilotta, maxi falda Hidden.

Kostume

Se trata de una marca sin edad, género ni ocasión de uso. La adoramos por su propuesta ready-to-wear y su inspiración callejera, y adoptamos su propuesta de verano sin chistar. Vestidos irregulares en uno de los colores de moda, el naranja, pero también en las versiones en blanco o negro. Cierres, borceguíes, y toda la impronta del streetwear más radical.

El elegido: vestido negro largo en red transparente, con escote redondo y corte a la cintura.

Pensado para: las que quieren evitar la solemnidad del dress code estandarizado y sorprender.

Precio: $A 6.950

Vestido Society de la marca Kostume.

Vanesa Krongold

Vanesa Krongold viene del futuro. Sus propuestas están un paso adelante de las tendencias, de lo que propone la industria y de lo que vemos en la calle. Es único y original, y por eso no podemos dejar de incluirla en nuestras marcas favoritas que ofrecen looks de fiesta. La propuesta de verano se inspira en el neón, con una evidente reminiscencia de los años noventa. Acaba de vestir a Nathy Peluso, la artista del momento, para uno de sus shows por Latinoamérica.

El elegido: Precisamente, el vestido que usó Nathy Peluso. Confeccionado con mezcla de texturas y redes, no tiene costuras y es de maga larga en vede neón. Edición limitada.

Pensado para: las de personalidad arrolladora ¿quién otra podría animarse a usar este vestido?

Precio: $A 7.500

Vanesa Krongold

Uruguayas, ¿ya sacaron los pasajes para el tour de compras?