Luego de una interesante experiencia en 2013, el 12 de agosto inaugura, en las instalaciones del Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI), la segunda edición de EFECTO CINCO.

EFECTO CINCO es una exhibición de diseño independiente donde 10 diseñadores uruguayos, provenientes de distintas áreas del diseño textil y moda, presentan su propia visión de la obra del artista mediante 50 piezas diseñadas para la ocasión. Además del homenaje, la exhibición tiene como objetivo promover el diseño nacional de autor.

Esta segunda edición crece en todas las dimensiones y se enfoca en la visualización del diseño a través del arte. Se trata de una muestra que rinde homenaje a la obra del icónico artista uruguayo Carlos Páez Vilaró, donde cada uno de los 10 diseñadores integrantes del colectivo presentará su propia visión del trabajo del artista mediante 5 piezas. Así es que un total de 50 propuestas permanecerán en exposición hasta el 29 de agosto de 2014 en las instalaciones del MAPI.

Foto: cortesía Efecto Cinco
Foto: cortesía Efecto Cinco

Algunos repiten la experiencia de 2013, y otros se suman a Efecto Cinco en su segunda edición. Los grifas y sus correspondientes diseñadores son: Alba (de Marcela Abal), Iracema (de Iracema Sloth), Javier Ramírez, Michelle Serván, Natacha Ruth, Pedro Castillo, Rosa Oliveto, Sabina Deus, Sweet Lord (de Verónica Bueno) y Texturable (de Claudia Rosillo).

Aquí les presentamos el texto curatorial de la muestra, a cargo de Rossana Demarco Berois, y el trabajo e inspiración de cada diseñador:

“El diseño de autor en Uruguay encuentra razones para mostrarse de una manera diferente, busca inspiraciones en nuestra riqueza patrimonial, se vincula con el arte, promueve la mirada atenta y orgullosa hacía aquello que nos representa en el mundo.
En esta nueva edición de Efecto cinco, los 10 diseñadores que participan, han elegido al artista Carlos Páez Vilaró y a través de su hija Agó, le rinden un justo homenaje.
Hombre incansable, viajero de horizontes amplios, supo trasmitir en sus multifacéticas obras todo la experiencia recogida a lo largo de los años y de sus andares.
Su vida en el Mediomundo, la emblemática construcción de Casapueblo, su casa de Bengala, cerámicas, esculturas, pinturas y telas, su poesía al hablar, han sido los disparadores para que cada uno de los diez diseñadores nos soprenda con el resultado. El talento creativo y la idoneidad técnica en primerísimo plano.
Diez diseñadores, diez propuestas, 50 piezas de diseño para disfrutar en las salas del MAPI, 50 ejemplos del talento del diseño textil nacional.
Piezas que conjugan desde materiales nobles como la lana natural y cueros grabados, procesos eco friendly que transforman prendas y re usan materiales no tradicionales, la búsqueda de volúmenes y texturas escultóricas, colores y pinceladas, bordados que resaltan las siluetas, elementos que suman capas, huecos que iluminan y cordones negros que dibujan, todos íconos y estructuras de la obra que nos regaló Páez Vilaró.
Efecto cinco es un colectivo, pero a su vez es un espacio y una excusa para trabajar desde otros ángulos y salir de las muestras clásicas de lo textil, no es desfile, no es vidriera, es el arte llevado al objeto que se usa, es el diseño que rescata una mirada diferente sobre el hecho artistico.
Alba, Iracema, Javier Ramirez, Michelle Serván, Natacha Ruth, Pedro Castillo, Rosa Oliveto, Sabina Deus, Sweet Lord y Texturable, son los actores de esta edición de Efecto cinco”.

ALBA
En el 2013 con la marca ALBA, la diseñadora Marcela Abal reafirma su pasión por el tejido de punto y las amplias posibilidades que esta técnica aporta en la generación de texturas y volúmenes envolventes. Egresada de la EUCDI y con destacada experiencia en el extranjero, desarrolla este proyecto personal con la dedicación y devoción de quien ama las fibras naturales, la creación artesanal y la nobleza de los procesos sustentables.
En las 5 piezas de ALBA la creatividad e inspiración de Marcela resaltan las cualidades de los materiales elegidos y explotan las capacidades técnicas del tejido a máquina y a mano para generar, con exquisita libertad, prendas donde la sensualidad visual y táctil son los protagonistas de lujo que las relaciona con la narrativa y la estética de Carlos Páez Vilaró.

Alba | Foto: cortesía Efecto Cinco
Alba | Foto: cortesía Efecto Cinco

IRACEMA
Alma cosmopolita desde su nacimiento, Iracema ha sabido capitalizar su experiencia de vida y su amplia formación en el extranjero para generar prendas con identidad clara y elocuente. Inquieta y curiosa, ha vivido en Londres, Copenhague y Buenos Aires donde amplió sus horizontes no sólo culturales sino también de sus ocupaciones profesionales.
Los cortes, detalles y paleta de colores utilizados para Efecto 5, partiendo de su línea de trabajo, son llevados al extremo por la inspiración tomada de Carlos Páez Vilaró. Identificada con los colores de los cielos, mares y soles del artista y del delineado negro característico, con gran destreza los incorpora a sus mallas y bikinis, creando trajes que nos hechizan e invitan al ritual de la seducción cromática, de los vuelos y la armonía.

Iracema | Foto: cortesía Efecto Cinco
Iracema | Foto: cortesía Efecto Cinco

JAVIER RAMÍREZ
Desde su infancia Javier Ramírez ha estado conectado con el hacer textil a través del oficio de su madre, pero fue a los 14 años cuando esta sensibilidad latente comienza a revelarse con fuerza gracias a una revista americana de figurines de los 50’. Estas siluetas elegantes y femeninas son, desde ese momento, la firma indiscutible del diseñador, quien concibe al cuerpo femenino como la base para crear sus esculturas envolventes, sensuales y sofisticadas.
Durante este camino de crecimiento y descubrimiento del diseño, Javier se encuentra con Anahí Strasser, Ángela Rubino y Marcelo Castagnola, quienes al percibir su capacidad, aportaron herramientas técnicas para continuar su desarrollo profesional con determinación. Los sueños se Javier se hacen realidad, la magia existe y él la toma y muestra en cada vestido que concibe y realiza.
De Carlos Páez Vilaró toma el azul del mar, las transparencias de sus olas, la belleza de las sirenas y la libertad de los trazos. Su colección Mara da testimonio y le rinde homenaje.

Javier Ramirez | Foto: cortesía Efecto Cinco
Javier Ramirez | Foto: cortesía Efecto Cinco

MICHELLE SERVÁN
Cuando se unen el pensamiento de diseño, la conciencia sustentable y el espíritu empírico, encontramos diseñadores como Michelle Serván.
Curiosa por los procesos, las estructuras y los materiales no convencionales, no descuida ningún detalle ni escatima horas de trabajo hasta lograr la pieza por ella imaginada.
Bajo la inspiración creativa de las esculturas moduladas de Carlos Páez Vilaró, Michelle recoge prendas y retazos de tela como él lo hizo en su momento con los maderos, chatarra y objetos abandonados por el consumo. Ambos se identifican con la transformación sin dejar de insinuar, en el resultado, el curso de la misma. La suma de los materiales y las texturas en un nuevo orden y relación, la desconstrucción/construcción de las mismas, modelan los relieves y vacíos sobre la figura escultórica que ella propone para esta muestra. Construyendo sin moldes, sobre la obra misma, a cada paso y con cada encuentro.

Michelle Servan | Foto: cortesía Efecto Cinco
Michelle Servan | Foto: cortesía Efecto Cinco

NATACHA RUTH
Tardes de bordados y caballetes, siestas de ópera y bastidores, una vieja Singer y las Burda de la abuela, que aún conserva, han trazado el camino de Natacha Ruth hacia el diseño de indumentaria y la pintura sobre tela.
Su esencia libre y creativa, y la intuición de que en ella cohabitan estas dos ramas expresivas, la guían en la concreción de varios proyectos de moda + arte, desencadenando una línea de trabajo que hasta el día de hoy mantiene en paralelo con sus colecciones temporales.
En esta oportunidad se une a Yaney Osorio y juntas rescatan los trazos de Carlos Páez Vilaró que las conmueve. Caras, delineados, colores, las etapas del artista y su condición de trabajador tenaz y multifacético. Por eso el lienzo, el delantal del trabajo, el azul de sus cerámicas, el mediomundo colorido y la blanca Casapueblo. En cada vestido un mundo.

Natacha Ruth | Foto: cortesía Efecto Cinco
Natacha Ruth | Foto: cortesía Efecto Cinco

PEDRO CASTILLO
La Arquitectura, el Arte, el Diseño y la Educación, son los cuatro pilares en los que se apoya el trabajo profesional de Pedro Castillo y su marca de zapatos y accesorios. La capacidad para vincular sus distintas actividades y unificarlas en una misma vocación, desarrollar productos con identidad y fuerte contenido estético, es una constante muy valiosa en su camino que lo señala como un referente en el medio uruguayo.
Estas áreas interconectadas con fluidez, las refleja en su colección Territorios, la serie inspirada en Casapueblo. Esta casa construida en etapas, agregando los espacios y las texturas que la han ido completando, la arquitectura que nace con el hacer artesanal de un artista. Juegos de curvas entrelazadas, espacios llenos y vacíos que conforman y recorren un territorio muy particular se plasman en los cueros estampados por Pedro para grabar, con gracia y elegancia, las huellas de sus calzados en la memoria de nuestras calles.

Pedro Castillo | Foto: cortesía Efecto Cinco
Pedro Castillo | Foto: cortesía Efecto Cinco

ROSA OLIVETO
Nieta de inmigrantes italianos, conserva una fuerte conexión con la cultura mediterránea y la transmite dándole un carácter nostálgico, artesanal y artístico a sus diseños.
Estudiosa y consumidora de varias ramas del arte, minuciosa y delicada en cada corte y en cada detalle, concibe su trabajo en forma global.
Rescatando de su memoria las visitas a la modista, sus primeras incursiones en tiendas de telas y evocando el placer del contacto con las texturas allí encontradas, desarrolla un genio creativo muy revelador desde la concepción misma de cada prenda hasta transformarla en una obra de arte completa.
Egresada de la EUCD y del Instituto Polimoda de Florencia, toma de Carlos Páez Vilaró la línea negra , la silueta femenina, el arte africano, la superposición laberíntica y fragmentada del Mediomundo y Casapueblo, y lo transfiere, con exquisita personalidad, a sus trajes aquí expuestos.

Rosa Oliveto | Foto: cortesía Efecto Cinco
Rosa Oliveto | Foto: cortesía Efecto Cinco

SABINA DEUS
Sabina Deus, inspirada y curiosa, desde pequeña demostró aptitudes para el dibujo, las construcciones geométricas y la música. Adolescente determinada y espontánea, creó su propio vestuario partiendo de telas, accesorios y vestidos de su madre definiéndose estéticamente y desarrollando su instinto creativo. Quizás por esta relación temprana con los volúmenes y las formas, hoy, Sabina hace sus prototipos en pequeño, y luego de probados, los pasa a escala real. Quizás también por eso, es apasionada por la moldería japonesa que le permite construir relieves, capas y huecos, siluetas esculturas que dan otra mirada a la figura femenina.
Activa y trabajadora, se identifica con las palabras de Carlos Páez Vilaró: “Prefiero la satisfacción que da el trabajo a la del triunfo. La felicidad del trabajo es permanente, la del triunfo dura apenas un instante.”
Sabina decidida integra no solo el diseño a su vida, sino también la curiosidad, la investigación, la acción creativa comprometida y expresiva, como Páez Vilaró.

Sabina Deus | Foto: cortesía Efecto Cinco
Sabina Deus | Foto: cortesía Efecto Cinco

SWEET LORD
Verónica Bueno, nieta de una dedicada modista de novias, trae tatuado en su ser el gusto por crear y diseñar. Experta desde niña en armar atuendos para sus muñecas y de adolescente, para sí misma; a sus 17 años estudió en la UTU para nutrirse de todo lo técnico que le faltaba: moldería, corte y confección, modistería, lencería y alta costura. Armada de herramientas, se animó a dejar su pueblo natal para perseguir su sueño, estudiar Diseño Textil. Fue en el último año de su carrera en el CDI donde descubrió su vocación por el diseño de indumentaria masculina, y la llevó a reivindicar -a través de su marca, SWEET LORD-, este segmento de la sociedad un tanto segregado a nivel del diseño de autor en nuestro País.
Homenajea a Carlos Páez Vilaró plasmando el proceso de pintar, desde el lienzo en blanco, cubre cada camisa con las distintas etapas del artista, desde el mediomundo hasta los soles, experimentando con su propio pincel el arte de Páez Vilaró.

Sweet Lord | Foto: cortesía Efecto Cinco
Sweet Lord | Foto: cortesía Efecto Cinco

TEXTURABLE
Para Claudia Rosillo, creadora de la marca Texturable, la investigación, los materiales naturales y el respeto por los procesos sustentables son el origen de su trabajo como diseñadora. Egresada de la EUCD en el 2009, más sus herramientas textiles aprendidas desde pequeña y un fuerte vinculo emocional con el campo, instala su taller lejos de la gran ciudad. En este espacio luminoso, amplio y dinámico, crea sus tejidos y fieltros que abrigan a lo ancho y largo de todo el mundo.
Para Efecto 5 se inspira en las emblemáticas cúpulas horadadas de la casa de Bengala que Carlos Páez Vilaró construyó en El Tigre. Esta estructura habitable, de formas orgánicas, es la que provoca la sensibilidad estética de Claudia y la empuja a crear, en fieltro natural, capas superpuestas con recortes y uniones, formas volumétricas que marcan una silueta femenina de hombros texturados y cuerpos elegantes.

Texturable | Foto: cortesía Efecto Cinco
Texturable | Foto: cortesía Efecto Cinco

Efecto Cinco – Homenaje a Carlos Páez Vilaró