La industria musical no se jacta de ser feminista, para nada. De hecho por cada Beyoncé, Lady Gaga o FKA Twigs, hubo un sinfín de artistas masculinos que triunfaron más que muchas mujeres. No es cuestión de quejarse tampoco (todos bailamos al ritmo de Sorry de Bieber), pero de a poco las cosas parecen ir cambiando con una nueva generación de cantantes se está apoderando rápidamente de la industria musical con geniales canciones, talentosas voces y mucha personalidad. Pongan play a estas tres talentosas artistas que llegaron para redefinir el pop, rap y soul con un gran dosis de girl power.

Dua Lipa
Nacida en Kosovo y criada en Londres, Dua Lipa (sí, es su nombre verdadero) se proclama como la próxima estrella del pop -pero en el sentido Taylor Swift. Con su primer single “New Love” comenzó a ganar reconocimiento y rápidamente lanzó “Be the one” y, más recientemente, “Last Dance“. Ya fue fichada por Stella McCartney, además de aparecer en revistas como Nylon y Wylde.

Era Istrefi
El ritmo de Rihanna, la voz de Sia, la actitud de M.I.A y la extravagancia de Kylie Jenner, todo en una misma mujer: Era Istrefi. Como Dua Lipa, Era viene de Kosovo, donde ya es toda una celebridad tras lanzar su primer álbum en 2013. Con la canción “Njo si ti” comenzó a ganar atención internacional, pero no fue hasta que lanzó Bonbon que su nombre comenzó a resonar. Quizás no entendamos nada de lo que canta (la canción está en albanés), pero es imposible no bailar al escucharla. ¡Suban el volúmen!

Nao
Si Era Istrefi es la nueva Rihanna, Nao es la próxima FKA Twigs. Su música se define como neo soul (nuevo soul) combinada con electrónica y R&B, combinación original que le ha valido varias menciones en listas de BBC Music y el premio a mejor artista nueva en los premios MOBO. Como si fuese poco, ha colaborado con Disclosure además de tocar en Glastonbury en 2015.