El viernes se desató la noticia que muchos querían que se confirmara y otros deseaban que nunca sucediera: ¡Kim Kardashian y Kanye West en la portada de la edición de abril de Vogue! Si bien se venía rumoreando y habían pistas por doquier, muchos creían que Anna Wintour nunca tomaría la decisión. Pero definitivamente la editora de Vogue no tiene miedo a arriesgarse. Después de todo, fue ella quien, hace ya muchos años, decidió romper con el reino de las modelos en las portadas para promover a las estrellas de Hollywood como chicas Vogue.

Ya en febrero vimos a Lena Dunham en su portada, y en ediciones pasadas vimos hasta a Kate Upton y Ryan Lochte, personas que no serían necesariamente catalogadas como “material” Vogue. Parece, entonces, que el acercamiento de la revista está cambiando de a poco, aceptando cada vez más a las reality stars y abrazando a los centros de las controversias.

La polémica portada  | Foto: Vogue.com
La polémica portada | Foto: Vogue.com

Según se informa, en la Editor’s Letter de la edición Anna aclara su decisión escribiendo: “Quizás hayan leído que Kanye me suplicó para poner a su prometida en la portada de Vogue. Él no hizo nada de eso. Los rumores pueden crear una lectura más jugosa, pero el simple hecho es que no es verdad. Kanye es un increíble artista y un provocador cultural, mientras Kim, a través de su fuerza de carácter, se ha creado un lugar en el foco del mundo, y se requieren muchas agallas para hacer eso”. Anna también agrega que forma parte de la tradición de Vogue el ser capaz de presentar a aquellos que definen a la cultura en cualquier momento, y quienes sacuden un poco las cosas, cuya presencia en el mundo moldea la forma en que luce e influyen en la manera en que lo vemos. “Creo que todos podemos estar de acuerdo que ese rol es actualmente siendo representado por Kim y Kanye”, agrega.

En menos de 24 hs de haberse revelado la portada, ya podemos ver el amplio abanico de opiniones que ha generado, sobretodo en las redes sociales. Y, si bien Kimye tiene el apoyo de sus fans y de importantes personas de la moda (léase Anna Wintour y Riccardo Tisci, entre otros), no faltan los comentarios negativos.

Empecemos por los protagonistas:

Screen shot 2014-03-21 at 5.46.59 PM

Screen shot 2014-03-21 at 5.46.47 PM

Los positivos:

Screen shot 2014-03-21 at 5.46.39 PM

Screen shot 2014-03-21 at 5.46.25 PM

Los negativos (o ingeniosos):

Screen shot 2014-03-21 at 5.49.39 PM

Screen shot 2014-03-21 at 5.48.07 PM

bryanboy

kat mcphee

Screen shot 2014-03-21 at 5.44.59 PM

Los confusos:
subir

Y, por supuesto, los memes:

Foto: But You're Like Really Pretty
Foto: But You’re Like Really Pretty

Decisión arriesgada definitivamente. Ahora, ¿acertada? Digamos que en un día Vogue ha aparecido en el feed de todos, ya sea de Twitter, Instagram o Facebook. Habrá que esperar a los números de ventas, pero seguramente se trate de uno de los números más aclamados. Por lo pronto el video del backstage de la producción (fotografiada por Annie Leibovitz y la primera aparición editorial de North West) ha superado las 200.000 reproducciones, cuando por lo general los videos de Vogue.com no llegan a las 10.000. Go Kimye!

En definitiva, es mejor que una portada cause este tipo de reacciones antes que sea ignorada, como ha pasado con otras chicas de portada de Vogue (*ejem* Taylor Swift). Y si bien es la revista de moda más prestigiosa de la historia, ¿por qué actuar como si se hubiera hecho un sacrilegio? Después de todo, es Vogue Estados Unidos, el país donde se fabrican a las celebridades.

Gif: In Kimye We Trust
Gif: In Kimye We Trust